Turin, la primera capital de Italia

Turin

Turín, la primera capital de Italia, la primera época del gran país del que ahora forma parte, como una de sus ciudades más privilegiadas, la ciudad del comercio incesante, la que ha dejado una huella imborrable y que en la actualidad se expresa en el rostro de la ciudad, en el patrimonio que ha legado, en la arquitectura monumental, en la ciudad que mira hacia delante, que si alguna vez dio un paso hacia atrás, volvió y dio dos pasos para avanzar sin decaer.

Ubicada al noroeste de Italia, esta justamente sobre la planicie delimitada por los rios Estura de Lanzo, Sangone y Po. Hay ciudades que no se detienen, Turín es una de ellas, en su vertiginoso camino va de la música al teatro, del cine al deporte, no hay momento del año donde no se aproveche la vida.

Turín es la ciudad de los dulces. Del chocolate en su punto, de los sabores más dulces, desde la antigüedad la ciudad ha sido conocida por su maestría en el terreno de los dulces y de los caramelos, donde nacieron y se quedaron para siempre. De las pastelerías y sus innovaciones, pues su tradición repostera no conoce de límites ni metas, porque ya no viaja en busca de la excelencia que ya encontró, sino en mantenerse en ella.

Turín también es magia. No solo por lo espectacular de su ciudad y sus noches festivas sino por Bartolomeo Bosco, un prestidigitador  de gran fama en siglos anteriores que recorría el mundo con su habilidad para la fantasía. La herencia de Bosco ha dejado Turín con dos escuelas de magia que gozan de gran popularidad, si has de venir a Turín déjate sorprender por su magia. 

La Magia de Turín que escapa a la ilusión y que es realmente verdadera se expresa en Piazza Castello rodeada de pórticos, y que en su centro está ubicado Palazzo Madama, un castillo medieval de viejas puertas romanas que nos recuerdan al máximo esplendor de Turín.

La ciudad también está dispuesta para un recorrido por el Palacio Real, el Teatro Regio, y visitar con esmero la Biblioteca Real donde aparte de su hemeroteca y librería alberga en sus recintos obras de  Leonardo da Vinci. Existe magia en cada lugar de la ciudad, en sus viejos castillos, es su industria automovilística, en su magnifica catedral, en su gastronomía de la cual se desprende con maestría la repostería. Turín es una parte de la magia que ha adquirido Italia.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Turin



Deja tu comentario