El Palacio de Capodimonte, en Nápoles

Palacio de Capodimonte

El Palacio de Capodimonte es, además de una obra arquitectónica fastuosa, hogar del Museo y Galería Nacional de Capodimonte., una colección artística de incalculable valor. Visitar este monumento edificado en Nápoles es introducirse en la historia italiana, y empaparse con las obras cumbre de sus genios pictóricos más destacados.

En 1738, el arquitecto Giovanni Antonio Medrano inició las obras para construir un palacio que Carlos VII había ordenado. En ese entonces, el monarca era rey de Nápoles y Sicilia, y más tarde se convertiría en el rey de España. Su intención al edificar este palacio era que albergara las piezas de arte de la colección de los Farnesio, que había heredado de su madre.

Las vueltas de la historia obraron sobre el Palazzo di Capodimonte, que se vio ampliado años más tarde, rodeado de jardines de diseño exquisito, y habitado por la realeza durante la ocupación napoleónica. Sucesivas restauraciones y edificaciones le dieron finalmente la complejidad y el maravilloso aspecto del que goza hoy en día.

En la actualidad, el palacio alberga la colección artística más amplia de todo Nápoles, y una de las más destacadas de Italia. En la primera y la segunda planta se ubica la Gallerie Nazionali, con obras pictóricas que incluyen a Martini, Tiziano y Caravaggio, en un acervo de piezas que abarcan desde el siglo XIII hasta el XVIII.

Las habitaciones reales también están abiertas al público. Allí se puede apreciar el mobiliario del novecento, la colección de porcelana y mayólica, y los modos de vida de la realeza. En torno al edificio, el Bosco di Capodimonte realza la belleza del Palazzo.

En las cercanías, la antigua fábrica de porcelana de la familia real es el origen de las magníficas piezas que ornamentan el interior. Desde allí, las vistas sobre el golfo de Nápoles y la ciudad son sorprendentes, y cierran un paseo de belleza inigualable.

Foto Vía: Trip Advisor

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Napoles



Deja tu comentario