La Basilica de San Marcos y su belleza dorada

Basilica de San Marcos en Venecia

Venecia es una ciudad que enamora. Sin la molestia de los coches, con sus canales surcados por góndolas, su arte inconfundible, su arquitectura que habla de tiempos pasados de lujo y esplendor y sus callejuelas melancólicas y algo decadentes, es sin duda un lugar inolvidable.

El principal centro de atracción y punto de encuentro es la plaza de San Marcos. Destaca por el Palacio Ducal, el Campanile pero, sobretodo, por la Basílica de San Marcos. Santuario bello donde los haya, construido entre los siglos XI y XV en un espléndido estilo románico-bizantino (aunque, en realidad, es el resultado de una mezcla afortunada de diversos estilos arquitectónicos), es una visita ineludible. El propósito de esta construcción fue contener el sepulcro de San Marcos, traído desde Alejandría.

El exterior impresiona por su aire oriental, tomado prestado a los bizantinos y transportándonos a ciudades del Oriente más exótico. Las fastuosas cúpulas y su fachada de cinco arcos son muy característicos y crean efecto de horizontalidad y de línea curva, más que de verticalidad, como en muchos otros templos cristianos. También es de destacar el remate gótico florido típico de Venecia.

El interior, de tres naves, resulta todavía más hermoso: las bóvedas y la parte alta de las paredes están tapizadas con mosaicos dorados (¡en total 4000 m2!) que narran el Antiguo y el Nuevo Testamento, de modo que el visitante, mire donde mire, solo ve reflejos de oro, sumergiéndolo en una atmósfera fascinante. Y toda esta decoración nada tiene que ver con los recargados oropeles de las iglesias barrocas, que parecen más profanar el espacio sagrado que elevarlo. En San Marcos el color dorado no remite al gusto por el lujo y la apariencia, sino que crea una luminosa armonía difícil de explicar con palabras.

Para rematar la visita también se puede acceder al Tesoro de la basílica, a la Pala d’Oro (una refinada obra de orfebrería bizantina) y al Museo de San Marcos.

Información práctica de la Basílica de San Marcos:

  • Horario de la basílica: de lunes a sábado: 9.45-16.45; domingos y festivos: 14.00-17.00. El Tesoro, la Pala d’Oro y el Museo de San Marcos tienen horarios similares.
  • Entrada: gratuita a la basílica. Tesoro (3 €), Pala d’Oro (2 €), Museo de San Marcos (4 €). Hay descuentos si vais en grupos de más de quince personas.
Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Venecia



Deja tu comentario