La Basílica de Majencio y de Constantino

Basilica de Majencio y de Constantino

La Basílica de Majencio y de Constantino es una de las muchas ruinas que se encuentran dentro del visitado y maravilloso Foro Romano de la ciudad de Roma. Se trata de una de las basílicas más grandes e increíbles de la antigüedad y fue considerada en su tiempo por todos los romanos como una de las basílicas más bellas de su época.

Esta bonita basílica o lo que queda de ella en la actualidad, fue en su tiempo uno de los edificios más grandiosos de la Roma Imperial, sus restos identificados a principios del siglo XIX, se encontraban hasta entonces cubiertos de polvo y escombros.

Su nombre lo recibió en honor a sus dos creadores: Majencio, el cual fue el que inicio este proyecto en el año 306 d.C. y Constantino, que la termino seis años después, en el siglo IV, continuándola y modificando su distribución interior y trasladando la entrada de la fachada este a la fachada sur, para situarla sobre la importante Vía Sacra.

Esta gran basílica tenía una extensión total de 6000 metros cuadrados. Su tejado estaba recubierto de tejas de bronce que más tarde fueron empleadas para decorar la antigua basílica de San Pedro.

Su fantástico interior estaba decorado por bellos mármoles y estatuas, las cuales actualmente ya no existen, tan solo se conserva una de ellas en honor a Constantino en el Palacio dei Conservatori (Palacio de los Conservadores) perteneciente a los museos Capitolinos.

Aunque las ruinas que hoy podréis contemplar solo son un pequeño tesoro de lo que era esta magnifica basílica ya que, solamente se conservan tres de sus grandes arcos, os aseguramos que merece la pena visitarla aunque sea solo por ver e imaginar la grandiosidad de los monumentos romanos de aquella época, además de ser su estructura, en la actualidad, una inspiración para numerosos arquitectos.

Uno de los monumentos más destacables e impresionantes de Foro Romano y un viaje al pasado único, que os trasportará a una época de esplendor y belleza romana digna de ver y de vivir. No dejéis que os lo cuenten porque esto hay que vivirlo.

Foto vía: arte.jrodas

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Roma



Deja tu comentario