Gnocchis alla Romana, pasta italiana

Gnocchi alla Romana

Cada 29 del mes muchas familias tanto en Italia como en otros países acostumbran a preparar ñoquis. Y si os focalizamos en la cocina italiana, de seguro que vais a pensar en pastas como la lasaña, los macarrones, los capelletti de Emilia o pizzas como la marinera, la margarita o la napolitana.

Pues bien, si estáis con ganas de sorprender a los agasajados, os invito a compartir la receta de cómo preparar Gnocchis alla Romana o Ñoquis a la Romana. Brevemente os comento que este tipo de pasta italiana es típica de la ciudad de Roma y es elaborada con patatas, sémola e incluso con harina de maíz del tipo maicena, aunque en varias regiones de Italia se presentan diversas formas de hacerlos.

La forma de tales ejemplares suele ser redonda y si lo deseáis podéis gratinar en el horno el queso parmesano en la parte superior de los mismos. Un buen acompañamiento es un vino tinto y desde luego, unos pesos bajo el plato, aguardando tener suerte para el próximo mes.

Ingredientes para cuatro comensales:

  • 1 litro de leche
  • 250 gramos de sémola precocinada finamente molida o harina de maíz
  • 100 gramos de mantequilla
  • 120 gramos de queso parmesano rallado
  • 1 huevo entero
  • 2 yemas de huevo
  • Sal a gusto
  • Pimienta a gusto
  • Nuez moscada a gusto

Preparación:

– Tomar una cacerola y colocar la leche, sal, pimienta, nuez moscada y 50 gramos de mantequilla. Llevar a ebullición e incorporar la sémola de golpe siempre revolviendo. Cocinar por espacio de 10 o 15 minutos a fuego mediano y finalmente añadir los huevos y la mitad del queso parmesano rallado.

– Una vez lista la preparación, extenderla en una placa previamente enmantecada de forma uniforme del grosor de más o menos 1 ½ centímetros. La forma más accesible de lograr una forma pareja es colocar un film de plástico con un poquito de aceite o mantequilla (con el objetivo de que no se pegue la mezcla) y con la colaboración de un rodillo, emparejar la superficie. Dejar enfriar en la heladera.

– Ahora si, con la ayuda de un cortapasta, debéis cortar los ñoquis en forma redonda o rectangular de la medida que vosotros deseéis, y colocar apenas superpuestos sobre una bandeja enmantecada. Cubrir nuevamente con queso parmesano rallado y algo de mantequilla y llevar al horno a 180°C por aproximadamente 10 minutos. Lo importante es que observéis que se encuentran bien gratinados.

– Pasado el tiempo, servir en platos y espolvorear (si lo deseáis) con más queso parmesano. Podéis acompañar con salsa de tomate o guarnición de pollo.

Foto: Pour Femme Ricette

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía



Deja tu comentario