Los Campos Flégreos, en Campania

Ruinas de Pozzuoli

Aunque el título pueda resultar extraño para los lectores, todo se aclara cuando se matiza que éste es el topónimo con el que se conoce el noroeste de Nápoles, tras las líneas del golfo de Pozzuoli. Este término proviene del vocablo griego “flegraios”, es decir, ‘ardiente’, por la actividad volcánica que tiene lugar en la zona.

A su vez, esta zona no sólo está cuajada de aspectos mitológicos que evocan la Antigüedad clásica, sino que también fue el marco elegido por los aristócratas romanos para establecer allí sus villas de recreo. En cualquier caso, lo cierto es que este rincón de la región de Campania, los Campos Flégreos, aún alberga diversas poblaciones dignas de ser recorridas.

La más importante de todas es Pozzuoli, que en la época imperial dio cabida al puerto al que llegaba el trigo procedente de Egipto. En la parte alta de esta población, se despliegan el anfiteatro Flavio, la piscina de Cardito (un pozo) y las termas de Neptuno, distribuidas en terrazas. En la parte baja, se halla el Serapeo. Si bien se llegó a cree que se trataba de un templo dedicado a Serápides, lo cierto es que era un “macellum” de mercado.

Asimismo, Bacoli, un antiguo núcleo pesquero, exhibe orgulloso la piscina Mirabilis, una cisterna de la época romana y de grandes proporciones.

Otra localidad remarcable es Baia. Su parque arqueológico alberga los vestigios de un notable palacio imperial. Muy cerca, se puede contemplar un castillo aragonés, restaurado y reconvertido en la sede del Museo Arqueológico de los Campos Flégreos.

La visita se completa con Cuma. Fundada en el ecuador del siglo VII a.C., tuvo como centro primigenio la acrópolis. Allí se han recuperado restos de la ocupación griega, samnita y romana. No obstante, antes de llegar hasta allí, merece la pena dedicar un tiempo a la cueva de la Sibila, que fue explorada en la primera mitad del siglo pasado por Amedeo Maiuri.

Foto vía: Blog Libero

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Campania



Deja tu comentario