El Renacimiento italiano

David de Miguel Angel

El Renacimiento fue uno de los movimientos culturales más importantes de la historia, e Italia fue su cuna, además de que aquí nacieron algunos de los más grandes genios que ha dado la humanidad. El inicio de este movimiento se dio en el Norte de Italia, primero con la proliferación de ciudades-estado fuertemente competitivas entre sí en el siglo XII, y después con el nacimiento de los grandes empresarios y mercaderes en el siglo XIII.

Estos movimientos de fomento del comercio y la competencia culminaron en el Renacimiento del siglo XIV, junto con el retorno de la cultura clásica, retorno que debería terminar con los oscuros años del medievo. Curiosamente, la estela de destrucción que dejó la Peste Negra y con ella el debilitamiento del poder eclesiástico, propició también una mayor libertad de ideas y pensamientos, impensable durante la Edad Media.

Pese a que parte de la sociedad italiana aun estaba anclada en el medievo, la influencia de la corriente intelectual de los clásicos griegos comenzaba ya a notarse desde principios del siglo XIV en Italia, aunque no para las clases bajas, para las que poco o nada significó este movimiento.

Las primeras ciudades que sintieron este empuje cultural fueron Florencia y Siena, en la Toscana, desde donde se extendió hasta la mismísima Roma. Durante este tiempo se adornaron profusamente muchos edificios de la Ciudad Eterna, por mandato del papado. Con la llegada de las invasiones a finales del siglo XIV, las ideas gestadas en el Renacimiento Italiano consiguieron trascender sus fronteras, inundando al resto de la Vieja Europa.

Quizá el rasgo más característico del Renacimiento fue su impacto en la cultura, y de ella nos han quedado buenas muestras como los innumerables inventos y obras de arte del genial Leonardo da Vinci, los hermosos trabajos de Miguel Ángel o las obras literarias de Maquiavelo, Petrarca o Castiglione. También edificios como la florentina Catedral de Santa María del Fiore y la Basílica de San Pedro de Roma son legados de esta época sin igual.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Arte y Cultura



Deja tu comentario