Michelangelo Buonarroti, el gran Miguel Angel

Miguel Angel

Michelangelo Buonarroti, o simplemente Miguel Ángel, vino al mundo en la ciudad italiana de Caprese un 6 de Marzo de 1475. Ya desde muy temprana edad, a los 13 años, fue enviado como aprendiz al taller de Domenico Ghirlandaio, donde aprendería las técnicas del fresco, la misma que usaría años más tarde en la magistral Capilla Sixtina de Roma.

Dos años más tarde Miguel Ángel tomó contacto con la familia Medici, y fue precisamente en el hogar de los Medici donde recibió lecciones de escultura de Bertoldo di Giovanni. Michelangelo contaría para el resto de su vida con el mecenazgo de los Medici. Fue durante estos años cuando realizó la “Madonna de las escaleras” y la “Batalla de los Centauros”, aunque pronto debería abandonar Florencia debido a la turbulenta situación política y marcharse a Roma por un tiempo. En la ciudad eterna, el gran artista realizó la Piedad, actualmente ubicada en la Basílica de San Pedro.

Una vez calmada la situación en Florencia, Miguel Ángel regresa y se pone a trabajar en una de sus obras más célebres, el David, al que muchos de sus compañeros bautizaron como “El Gigante”. El David de Michelangelo fue terminado en el año 1504, y actualmente tiene un sitio de honor en la Galería de la Academia de Florencia.

El Papa Julio II encargó a Miguel Ángel que diseñase su sepulcro, escultura en la que debía representar la vida del pontífice mediante 40 escenas o figuras, aunque esta tarea quedó inconclusa. También trabajó a las órdenes de Leo X, perteneciente a la familia Medici, una vez falleció Julio II.

En el año 1534 abandonó Florencia para no volver, ya que pasaría el resto de sus días en Roma, trabajando en la decoración de la Capilla Sixtina del Vaticano.

Michelangelo Buonarroti falleció el 18 de Febrero de 1564.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Arte y Cultura, Italia



Deja tu comentario