Pienza, Patrimonio de la Humanidad en la Toscana

Pienza, Italia

Italia cuenta con una lista enorme de Patrimonio de la Humanidad, algo que no extraña en absoluto teniendo en cuenta la cantidad de historia que atesora su geografía. En este blog hemos hablado de muchos de esos bellos lugares, no obstante, quedan algunos interesantes y menos conocidos como por ejemplo Pienza, una hermosísima ciudad situada en la provincia de Siena, en el Valle de Orcia, la Toscana.

En 1996, la Unesco se fijó en ella para declararla ciudad Patrimonio de la Humanidad ¿que vieron exactamente en ella? ¿qué es lo que hace tan especial este rincón italiano de la Toscana? Quizá su elegancia arquitectónica, quizá el ambiente histórico que se vive entre sus calles adoquinadas o sus fachadas antiguas. Sea como sea, viajar hasta este lugar es sin duda un verdadero placer que miles de turistas experimentan al año.

Pienza surge nada más y nada menos que del proyecto arquitectónico de un Papa, el Papa Piccolomini. Este hombre de Dios decide, allá por el siglo XV, que quiere convertir a esta entonces pequeña aldea en un ejemplo de ciudad renacentista. El Papa no podía encargar la obra a cualquiera, así pues, decidió que sería nada más y nada menos que Rossellino, un famoso arquitecto de la época, el encargado de levantar los monumentos que hoy vemos. Una joya arquitectónica que surge entre el paisaje como un oasis de piedra.

Lo cierto es que el Papa no tenía ni idea de que esta rocambolesca idea tendría un precio tan elevado; y es que según cuentan, al recibir la factura de Rossellino montó en cólera por el gran despilfarro de dinero. No obstante, parece ser que al viajar a Pienza y observar en que se había materializado todo ese dinero quedó más que contento.

Entre otros, debemos pasear por la plaza principal, llena de edificios renacentistas. También es necesario visitar la catedral con una mezcla gótica y renacentista en su interior. Este lugar ha permanecido intacto desde el siglo XV pues existía una orden papal que prohibió la modificaciones en su interior.

También destacamos palacios tan bellos como el Palazzo Piccolomini, diseñado también por Rossellino y considerado una de las obras más destacables de este arquitecto, y el Palazzo Borgio, lugar que se construyó para albergar a los obispos que viajarían a Pienza. Hoy por hoy es la sede del Museo Diocesano y el Museo della Cattedrale.

Estos son sólo algunos de los rincones de este hermoso lugar, que sin duda se presenta como una opción interesantísima a la hora de viajar a la Toscana italiana.

Sigue leyendo en:

– Siena, un paseo por la historia

Foto vía: Javier G Valdivia

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Siena, Toscana



Deja tu comentario