La puerta de la alquimia en Roma

Aunque parezca mentira, en Roma aún quedan lugares ocultos. Mágicos rincones que no aparecen en las guías turísticas y que son apreciados por muy pocos. La puerta de la Alquimia es uno de ellos.

Conocida como Porta Alchemica o la Puerta Mágica de Roma, se trata de una puerta llena de símbolos e inscripciones, situada en el Parque de la Piazza Vittorio, a muy pocos metros de Santa María Maggiore. Una puerta adosada a un viejo muro que parece despertar la curiosidad de aquel que tiene la oportunidad de pasar ante ella, y no es de extrañar, pues la historia que la envuelve es una de esas historias misteriosas que tanto nos gustan.

Fue construida a principios de 1600 por el conocido marqués Massimiliano Palombara. Este hombre ilustrado era un acaudalado marqués que ocupaba su tiempo y su fortuna en pasatiempos como la ciencia de la alquimia; y es que Palombara estaba un tanto obsesionado con este tema, contando incluso con un laboratorio propio en casa para poder experimentar.

En una ocasión, Palombara se encontró con un foráneo en la zona. Este misterioso extranjero le pidió un favor, si podía usar su laboratorio pues estaba seguro de que había encontrado la forma de convertir la materia en oro. A Palombara debieron brillarle los ojos ante tal revelación. Amablemente acompañó a este extraño hombrecillo a su laboratorio, dejándolo ahí durante toda la noche.

Al día siguiente, el marqués se levantó corriendo para ir donde estaba su invitado. No obstante, al llegar al laboratorio descubrió que el joven había desaparecido dejando un rastro de copos de oro y una servilleta que contenía una fórmula indescifrable. No había duda, en esa fórmula se encontraban los secretos de la transformación de la materia.

Muchas vueltas le dio Palombara a esa servilleta sin poder encontrar solución alguna. Así pues, desesperado por resolver el misterio decidió escribir en una de las puertas de su villa la fórmula que el joven le había dejado. Así, si alguien pasaba por su casa y encontraba sentido a esos símbolos, entraría para ayudarle.

Esta puerta permaneció en la villa del marqués hasta que finalmente, en el siglo XIX fue derribada al realizarse una remodelación urbanística del Esquilino. No obstante, aunque se perdieron el resto de puertas, ésta fue colocada en los jardines de la plaza Vittorio Emanuele II.

– PARA SABER MÁS DE LA CIUDAD

Foto vía: wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Roma



Deja tu comentario