Visitas imprescindibles en Milán

Milan

Milán es una ciudad muy interesante. Normalmente, la gente suele preferir lugares como Roma, Venecia o Florencia para sus vacaciones en Italia. Una leyenda urbana asegura que en Milán poco hay que ver, pero lo cierto es que estamos totalmente en contra de esas malas lenguas. Milán es una ciudad llena de belleza arquitectónica. Cuenta con un sinfín de visitas interesantes que nos harán disfrutar de lo mejor de este país de una forma intensa. Así, os proponemos las visitas imprescindibles que todo turista debe realizar en Milán.

¿Cuál es el lugar más imponente y visitado de Milán? Su catedral, y es que el Duomo di Milano es una hermosísima catedral gótica que dejará a todo el mundo con la boca abierta.

Sede episcopal de la Archiodiócesis de Milán, cuenta con unos 157 metros de largo y un aforo de unas 40.000 personas en su interior, sin duda cifras con las que nos podemos hacer una idea de enorme tamaño; y es que es una de las iglesias católicas más grandes de todo el mundo.

Su exterior es bello hasta el extremo, un imponente edificio de ladrillo y mármol con infinidad de pináculos y torres que son coronadas por estatuas. Su punto más alto está adornado por una bonita estatua de cobre dorado conocida como la Madonnina.

En su interior, entre muchísimas otras cosas, podemos destacar la estatua de Bartolomé el Apóstol o la terraza superior que ofrece unas vistas espectaculares sobre la ciudad.

Otra de las visitas imprescindibles es la de la Galería Vittorio Emanuele II. Se trata de una galería muy destacada con un diseño singular realizado en el siglo XIX. Además de tiendas elegantes, encontramos todo tipo de restaurantes y terrazas para tomar un refrigerio.

Es el mejor lugar para ver escaparates de tiendas como Prada, Gucci o Louis Vuitton, pero además, estaremos en el sitio ideal para conocer algunos de los restaurantes más antiguos de Milán.

El pasaje discurre cubierto por unos arcos de cristal y techo de hierro. Sin duda un diseño muy del siglo XIX. El espacio central es octogonal y está rematado por una gran cúpula de cristal.

El Castillo Sforzesco tiene mucho que ofrecernos también. Es una fortaleza construida en el siglo XIV, siendo a su vez uno de los monumentos más emblemáticos de Milán. En su interior encontramos además los museos más importantes y destacados de todo Milán, todos recogidos y dispuestos para ser visitados.

¿Qué museos encontramos en el Castillo Sforzesco? Entre otros, el museo de Arte Antiguo, la Pinacoteca del Castillo, el Museo Egipcio, el Museo de Prehistoria y Protohistoria, el Museo de Artes Decorativas o el Museo del Mueble.

Finalmente, si buscamos un espacio verde en el que relajarnos, sin duda alguna nuestro lugar será el Parque Sempione. Se trata de un espacio verde ubicado al lado del castillo anterior, un jardín de grandes dimensiones construido en el año 1890 y que se basó en el estilo de los jardines ingleses.

Con más de 47 hectáreas es un lugar ideal para pasear y disfrutar de las vistas un agradable lago artificial con cientos de patos así como edificios como la Trienal, el Acquario Civico, Arena Civica o el Arco della Pace.

Puedes saber más en: web sobre Milán

Foto vía:  montannito

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Lombardia, Milan



Deja tu comentario