El Pandolce de Liguria, un dulce delicioso

Pandolce-génois

Italia tiene una gran tradición en cuanto a dulces se refiere. Así, en las diferentes regiones, podemos encontrar un sinfín de pasteles, tartas y otros dulces. Delicias que salen a pasear por las pastelerías de las ciudades en épocas determinadas del año, y que cuentan con fieles seguidores amantes de su sabor.

En Liguria, en concreto, encontramos un amplio recetario de dulces. No obstante, uno de los más valorados es el famoso Pandolce. Se trata de una focaccia suave rellena de frutas confitadas y pasas que se consume durante el invierno. Un delicioso bocado que gustará a todos.

Ingredientes

  • 500 gramos de harina
  • 25 gramos de levadura
  • 1 taza de leche
  • 100 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de pasas
  • 100 gramos de fruta confitada
  • 100 gramos de piñones

Paso a paso

Lo primero que debemos hacer para realizar esta sencilla y deliciosa receta es disolver la levadura en la leche. Además también tomaremos una olla y derretiremos previamente la mantequilla a fuego lento, para que no se queme. En esta fase inicial también pondremos a remojo las pasas para que se ablanden un poco.

A continuación, debemos verter la harina en un recipiente grande y sumarle un vaso de leche. Removeremos enérgicamente con una cuchara y poco a poco añadiremos la mantequilla completamente derretida.

Es el momento de añadir también el azúcar y seguir removiendo sin parar hasta que todos los ingredientes queden completamente ligados.

Escurrimos bien las pasas y las vertemos en el recipiente con la masa. También debemos añadir las frutas confitadas y los piñones. No obstante, hay que saber que antes de añadir los piñones es interesante tostarlos previamente.

Una vez tengamos todos los ingredientes en el mismo recipiente, pasaremos la masa a un bol con mantequilla y la cubriremos con un paño de algodón. Debemos dejarla reposar dos horas para que la masa suba por el efecto de la levadura, para ello, es importante no meterlo en la nevera, pues necesita un lugar con temperatura estable, nada fría y con pocas corrientes.

Cuando la masa duplique su volumen ya estará lista para dar forma a los panecillos redondos, a los cuales debemos hacerle una cruz en la parte superior. Cuando tengan todos forma, los dejaremos reposar durante un par de horas y luego los hornearemos a unos 180 grados durante 1 hora y media.

Otros platos bien sabrosos:

Foto vía: gusto-arte.fr

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Gastronomía



Deja tu comentario