Eneas, héroe de leyenda

leyenda de Eneas

Eneas fue uno de los más grandes héroes troyanos. Hijo de Anquises y de la diosa Afrodita, se convirtió en una valeroso caudillo del ejército troyano según la Ilíada de Homero y su huida de la ciudad lo llevó a la fundación de la ciudad de Roma, según la Eneida de Virgilio.

Eneas es un personaje imponente dentro de la mitología tanto griega como romana. Fue el héroe más valeroso de los troyanos después de Héctor, y los dioses lo protegieron durante las batallas de la Guerra de Troya. Pero su destino final marcaría la diferencia. Algunas versiones dicen que tras la caída de la ciudad, Eneas fue parte del botín de los griegos, pero o bien logró escapar o bien recuperó su libertad tras la muerte de su captor, para más tarde participar en la fundación de Roma.

El mito griego nos dice que Eneas logró abandonar la destruida ciudad de Troya junto a otros pocos hombres y llevando consigo a su hijo Ascanio y a su padre Anquises, mientras que su esposa no lo logró. Escaparon a Macedonia en las naves y arribaron en Cartago, donde conoció a la reina Dido, quien se enamoró de él y acabó suicidándose cuando éste partió.

El viaje continuó y Eneas llegó al pueblo de Palanteo, ubicado en lo que luego sería conocido como el Palatino y, en la actualidad, como Lacio. Allí Eneas se volvió a casar. Lavinia fue la elegida y de esta unión nació Silvio, mientras que su otro hijo Ascanio fundó Alba Longa. Según Virgilio, éste dio inicio a un largo linaje de reyes que incluía a Rea Silvia, madre de Rómulo y Remo, por ende, Eneas fue el progenitor del pueblo romano.

En el siglo I a.C., Roma comenzaba a descansar luego de un período de guerras civiles y Augusto había traído al fin la paz, prosperidad y grandeza del Imperio. Éste le encargó a su poeta oficial, Virgilio, la elaboración de un poema épico que lo glorifique. La leyenda de Eneas era bien conocida en tiempos de Virgilio, por lo que elaboró la Eneida; una suerte de reescritura de los poemas homéricos, tomando la Guerra de Troya y su destrucción como punto de partida y narrando las aventuras de Eneas hasta la fundación de Roma, todo a la manera de los legendarios mitos griegos.

La familia Julia de Roma, y principalmente Julio César y Augusto, incluían a Ascanio y Eneas dentro de su linaje. De esta forma, la leyenda retomada por los romanos se convirtió no sólo en una propaganda política, sino que también en el mito de origen del pueblo romano.

Foto vía: ibiblio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Mitología y Leyendas



Comentarios (2)

  1. marina dice:

    unaaa verdaeraa cosa bonitaaaaaa!!

  2. mari cuevas dice:

    k waa e eto?? vale peeeeeeko nisikera kero entrar a la «U»

Deja tu comentario