La Sala Paolina del Castillo Sant Angelo

Sala Paolina del Castillo Sant Angelo

En 1534 el papa Pablo III encargó a Perino del Vaga la decoración de la Sala Paolina del Castillo Sant’Angelo, donde trabajó un grupo de artista convocados para ese fin hasta 1549. Toda la sala es una obra maestra de la pintura manierista, un movimiento que se inició en Italia alrededor de 1530 y que ya se intuía en las últimas obras de Migue Ángel y Rafael.

El programa iconográfico de la Sala Paolina estuvo a cargo del erudito Buonaccorsi, quien escogió (según las preferencias del comitente) representar escenas relacionadas a Alejandro Magno, al emperador Adriano y al arcángel San Miguel. Como buenos manieristas, los artistas hicieron abandonaron la armonía, la serenidad y el equilibrio del clasicismo e hicieron énfasis plástico en la forma con un impacto estético inigualable, dejándose llevar por sus propias interpretaciones, tendiendo a lo irreal y haciendo uso de todo su talento para alcanzar la grazia de la alta maniera.

Siciolante da Sermoneta pintó la figura de Adriano (muro de Adriano) y la sobrepuerta a la derecha; las alegorías de la Justicia y la Prudencia (muros laterales); la escena «Alejandro se adueña del tesoro de Darío» y otros elementos ornamentales. Perino del Vaga se encargó de la sobrepuerta a la izquierda de la figura de Adriano. Ambos pintaron las sobrepuertas a los lados de la figura de San Miguel (muro de San Miguel), las alegorías de la Fe y la Teología y el medallón con escena de la conversión de San Pablo.

Por otro lado, Pellegrino Tibaldi le dio vida a la exquisita figura de San Miguel, y se encargó de las escenas de Alejandro en el muro este (opuesto a la ventanas): «Alejandro pone a salvo los escritos de Homero», «Alejandro corta el nudo de Gordio» y «La familia de Darío a los pies de Alejandro». También pintó las escenas monocromas sobre las sobrepuertas correspondientes a este muro, los efebos alados bajo el San Miguel, la puerta fingida con las escenas con los personajes que ascienden por una escalera y algunas escenas del basamento.

El cuarto muro, el muro de las ventanas, de menor calidad, está realizado por un artista aún sin identificar. En éste se la escena de Alejandro introduciendo la paz entre dos soldados y la figura de la Fortaleza. Por último el techo es de la mano del sienés Marco Pino y está organizado a partir de seis quadri riportati, con escenas del ciclo de Alejandro Magno.

Información práctica:

  • Dirección: Lugotevere Castello 50 – Roma
  • Horarios: de lunes a sábado, de 9.00 a 13.30 hs. y de 14.30 a 17.00 hs.

Foto vía: castelsantangelo

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Arte y Cultura, Roma



Deja tu comentario