- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

La Chiesa Ognissanti, en Florencia

La Orden Menor de los Umiliati fundó, durante la segunda mitad del siglo XIII, un monasterio que incluía, entre sus edificaciones, a la Chiesa di Ognissanti, que hoy se eleva majestuosa junto a la plaza homónima, en el corazón de Florencia. Reconstruida completamente en el siglo XVII, de acuerdo a los lineamientos de estilo originales, hoy muestra la renovada versión de una de las primeras iglesias barrocas de la ciudad.

Dos célebres personajes de la historia son recordados en su interior: Sandro Boticelli, cuyo cuerpo descansa en la segunda capilla del crucero derecho, fue uno de los mayores maestros del Quattrocento italiano. La primera capilla a la izquierda exhibe el hábito de San Francisco de Asis, que utilizó al recibir los Sagrados Estigmas, en 1224.

Los Umiliati, religiosos muy trabajadores que, según se dice, fundaron la primera industria de lana en Toscana, supieron ganarse el respeto y el aprecio de los florentinos. Ellos fueron quienes aportaron económicamente para que la Orden pudiera construir su espacio de culto, pero fueron acusados de herejía por las altas esferas de la Iglesia, y para finales del siglo XVI casi no quedaba rastro de su existencia.

Entre 1620 y 1630, los Franciscanos –que desde 1560 habían ocupado el lugar de los Umiliati– encargaron la reconstrucción total del monasterio, y la iglesia recibió el nuevo nombre de San Salvatore a Ognissanti. A su izquierda, sin embargo, se conserva el campanario del siglo XIII.

En el interior, los cambios más notables fueron el rediseño del Altar Mayor, ahora constituido en pedernal, y la extracción de La Madonna col Bambino e Angeli, de Giotto, que antiguamente se encontraba detrás. Hoy puede admirarse en la Galería de los Uffizzi, que se encuentra también en esta ciudad.

El fresco del techo, por otra parte, estuvo a cargo de Giuseppe Romei, recién en 1769, y muestra una de sus obras cumbre: Gloria di san Francesco d’Assisi. Sobre el altar de la Capilla Vespucci, se destaca La Madonna della Misercordia e della Pietà, de los hermanos Ghirlandaio, de belleza conmovedora.

Información práctica

Foto Vía: paradoxplace