- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

La Columna de Trajano

Las columnas conmemorativas y los arcos de triunfo constituyen dos manifestaciones artísticas a través de las cuales los romanos plasmaron su concepción del monumento. Comenzaron en los tiempos de la República con columnas honorarias con estatuas de quienes merecían elevarse sobre el resto de sus contemporáneos. Luego se sumó la narración continua realizada por medio de relieves, gracias ala influencia de los frisos helenísticos que mostraban las hazañas de los héroes en diferentes paisajes, así como también la pintura y el relieve histórico romano.

La columna historiada se manifiesta como una concepción original al extraer un elemento del conjunto arquitectónico y otorgarle una entidad propia al emplearla aisladamente. El mejor y principal ejemplo es la columna de Trajano, consagrada en el año 113 e insertada orgánicamente en el plan general del Foro. Esta se elevaba entre las bibliotecas griega y latina y aparecía enmarcada por la basílica Ulpia y el templo dedicado a este emperador originario de Hispania (sí sí, el primer emperador nacido fuera de la península itálica). Durante su gobierno (98 – 117 d.C.), se llevó a cabo un ambicioso programa constructivo en la ciudad de Roma y esta fue la primera columna historiada y sirvió de modelo para las realizaciones conmemorativa de Marco Aurelio, Teodosio y Arcadio.

La columna trajana está realizada en mármol, tiene una altura total de 39,86 metros y alcanzan un peso de más de 1100 toneladas. En sus relieves muestra las campañas realizadas contra los dacios en los años 101-102 y 105-107. De hecho, fue el oro proveniente de las victorias militares en la Dacia lo que permitió a Trajano realizar la gran cantidad de obras públicas que culmina con su Foro, el último y más grande de los foros de los emperadores.

La narración de ambas guerras se despliega en los veintitrés giros que envuelven el fuste. Se cree que originariamente el friso era policromado y tenía objetos de bronce dorado insertados. Los bloques de mármol que la componen fueron extraídos de la cantera de Luna y pesan entre 25 y 77 toneladas cada uno, de los cuales uno debió ser elevado a más de 38 metros de altura. En el basamento aparecen representados trofeos con el botín de guerra y también guirnaldas. En los ángulos superiores se ubican águilas, símbolo del poder romano. Según la tradición, esta ave coronaba la columna, pero la estatua de bronce del emperador la reemplazó cuando se decidió convertir el monumento en tumba y guardar las cenizas de Trajano en una hornacina escavada en el pedestal.

Dirección: Foro Trajano, 00187, Roma
Autobuses: 85, 87, 116
Horario de visitas: a partir de las 9:00 hs

Foto vía: wikimedia