- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

Apolo y Dafne, en la galería de Villa Borghese

El arte italiano presenta unas cotas de calidad y refinamiento que en pocas otras partes del mundo se pueden encontrar. Este blog ha ido presentando a lo largo de los días muestras de ese patrimonio histórico-artístico que hacen que el país sea uno de los más visitados anualmente por turistas de todo el mundo.

Hoy os hablaremos de una escultura que, tanto por su autor como por la belleza de la pieza, bien merecía un post. Se trata del grupo de Apolo y Dafne de Gian Lorenzo Bernini, arquitecto, pintor, escenógrafo, comediógrafo y, sobre todo escultor, amén de uno de los grandes nombres del Barroco italiano. Hace poco os hablábamos de otra de sus obras más conocidas, «El éxtasis de Santa Teresa».

La escultura que hoy os presentamos, que puede visitarse en la Galería Borghese de Roma, recoge, hecha mármol, la fábula de las Metamorfosis de Ovidio que cuenta la historia mitológica entre Apolo y Dafne, las figuras protagonistas.

Recordemos que la historia mitológica contaba cómo la ninfa Dafne, hija del dios-río Peneo, era pretendida por Apolo. Sin embargo, ella lo esquivaba. En una ocasión el dios la persiguió y ella huyó hacia las montañas para evitarlo. Cuando Apolo intentó capturarla, se encomendó al dios del río Peneo, que la transformó en un laurel ante el estupor de su perseguidor. Ese es el momento que recoge la excepcional escultura de Bernini.

Pero la obra va más allá de esta plasmación literal, y través del mito reflexiona sobre la mutabilidad de la naturaleza y del propio ser humano. Los gestos en espiral y las expresiones de los rostros, sobre todo en el caso de Dafne, dan vida al mármol para lograr una composición marcada por el dinamismo, para señalar el momento en el que los miembros de la protagonista se convierten en corteza y en ramas de laurel. La estatua fue iniciada en 1623, en pleno período clásico de la producción de Bernini.

Foto vía Apuntillos