- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

El Palacio Farnese, en Roma

A principios del siglo XVI, el Cardenal y futuro Papa Alejandro Farnese compró los edificios de la plaza hoy conocida como Farnese y le encargó al arquitecto Antonio da Sangallo el Joven proyecto para la construcción de un edificio que hoy brilla en Roma como una de los tesoros barrocos: el Palacio Farnese.

Los trabajos comenzaron en 1517 y treinta años después, luego de la muerte de Sangallo, Miguel Ángel tomó las riendas del proyecto. En 1549 la muerte del Papa interrumpió la construcción, que luego fue continuada por su sobrino Ranuccio Farnese y el arquitecto Jacopo Vignola. También trabajó en el Giacomo della Porta, contratado por el segundo cardenal Alessandro Farnese.

El Palacio Farnese es famoso por su síntesis arquitectónica del Renacimiento romano y por la refinada decoración interior que celebra el ascenso de una dinastía e inaugura el momento artístico denominado barroco. Todos sus espacios son motivos de admiración. La Sala de Hércules alberga la estatua del Hércules Farnesio junto a todas las obras escultóricas de la colección Farnesio; mientras que la Cámara del Cardenal y la Sala de los Fastos Farnesios, fueron decoradas por Daniele da Volterra, Francesco Salviati y Taddeo Zuccari.

La célebre Galería Farnese es una de las más importantes de Italia, pintada por los Carracci. Odoardo Farnesio los contrató en 1597 para que realizaran pinturas que sirvieran de complemento a la colección escultórica. La galería de 20 metros de longitud y 6 de anchura fue decorada con estucos y pinturas mitológicas realizadas por Annibale y Agostino Carracci y su taller. El programa iconográfico fue concebido por el bibliotecario del cardenal, Fulvio Orsino, todo un humanista renacentista que escogió escenas mitológicas inspiradas en el amor victorioso, desde El Triunfo de Baco y Ariadna, hasta Galatea y Polifemo, pinturas que luego inspiraron a artistas posteriores.

Desde 1871 el Palacio Farnese funciona como embajada de Francia y es posible visitarlo. La entrada es gratuita, sin embargo se debe llamar por teléfono previamente para pedir el permiso. Las reservaciones pueden ser individuales o por grupos de hasta veinte personas, pero se debe tener en cuenta que hay muchas solicitudes, por lo tanto, conviene realizarlas con suficiente antelación.

Información práctica

Foto vía: kalipedia y web gallery of art