- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

Murano, hogar de joyas

Desde Venecia, a bordo del típico Vaporetto, podemos embarcarnos rumbo a algunos de los islotes cercanos. Lido y Burano se cuentan entre los más famosos, pero hoy visitaremos Murano, cuyo nombre es, en todo el mundo, sinónimo de elegancia y diseño.

Ubicada a 16 kilómetros de Venecia, comunicada con ella continuamente, Murano es un conjunto de 5 islas comunicadas por una red de puentes. Ya en 1291, la fabricación de cristal comenzó a hacer famosa a esta localidad, y desde entonces adquirió gran prestigio a nivel internacional por los exclusivos clientes que decoraron sus hogares con productos importados de aquí.

Por lo tanto, uno de los atractivos turísticos principales de la ciudad son las fábricas de vidrio. Hay varias de ellas en las islas y suelen ser muy concurridas por los viajeros, de modo que lo mejor es armarse de paciencia y disfrutar de las maravillas que guardan en su interior.

Otra visita ineludible es el campanario de la Iglesia San Pietro Mártire. Para llegar hasta él, es necesario cruzar el canal principal de Murano, conocido como el Canale degli Angeli. El puente Vivarini es el más cercano, y permite llegar al otro lado de las aguas para admirar uno de los conjuntos arquitectónicos más destacados de la ciudad.

La Iglesia de los Santos María y Donato es también una muestra de arquitectura magnífica. Data del siglo XII y su fachada es digna de admiración. En su interior, los mosaicos bizantinos son una bellísima visión, y la leyenda cuenta que allí se guardan los restos del dragón que fue muerto por San Donato.

Otro monumento ineludible es el Faro, probablemente una de las primeras vistas de la isla que se obtienen al llegar. Se recorta contra el cielo dueño de una altura formidable, y sus intenso blanco brilla majestuosamente bajo el sol veneciano, ese sol que iluminará cada mañana los próximos pasos de tu viaje a Venecia.