- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

Piazza di Spagna, un clásico en Roma

¿Quién no ha visto alguna vez un espectacular desfile con hermosísimas modelos y vestidos de destacados diseñadores de todo el mundo, bajando de esas interminables escalinatas en pleno centro de Roma?… Creo que no se puede encontrar a nadie que no haya visto alguna vez, en fotos o en la pantalla, alguna imagen de este clásico e imprescindible lugar en Roma: la Piazza di Spagna.

Construida por Sanctis y A. Sanctis y con el apoyo económico de Luis XVI, la escalinata data de 1723, sobre un proyecto presentado mucho antes, en 1564 por el arquitecto Giacomo della Porta. A partir de dicho proyecto, en 1578, el papa Gregorio XII, toma la colina (Monte de la Trinidad) que hasta entonces pertenecía a privados, para poder así realizar la construcción.

En 1707, tras varios concursos para asignar el proyecto a un arquitecto, el mismo es concedido a Sanctis y Specchi, quienes realizaron la obra que hoy se puede visitar en Roma, para lo cual utilizaron un hermosísimo mármol travertino.

Bautizada Piazza di Spagna, por la proximidad de la Embajada de España, hoy la plaza y su escalera, son un clásico punto de encuentro para lugareños y turistas por igual, creando así un ambiente digno de ser disfrutado. Se puede llegar hasta allí disfrutando de una hermosísima visita a pie de la ciudad, partiendo desde la Piazza dil Popolo y recorriendo la Via del Baduino, hasta desembocar en la Piazza di Spagna.

Toda la zona aledaña a la plaza es una de las más elegantes de la ciudad. Finas tiendas de moda ofrecen lo mejor en ropa de diseño: Armani, Versace, Prada y muchos más. Además, gran variedad de tiendas de antigüedades, permiten acceder a una gran oferta de objetos de arte y de la vida cotidiana de diferentes épocas.

En la plaza misma, puede disfrutarse de una visita a la iglesia de la Santa Trinidad del Monte o visitar el museo Casa Keats-Shelley. Delante de la Iglesia, podrán también apreciar el Obelisco que el emperador Adriano hizo tallar en Asuan, y que es una copia del obelisco que se encuentra en la Piazza dil Popolo. Luego de traido a Roma, el Papa Pío VI pidió que se ubicara donde hoy se puede visitar, a lo alto de la escalinata. En la plaza también, al pie de la escalera, se puede admirar la fuente de mármol de Pietro Bernini, ubicada al pie de la escalera, que está allí en recordatorio de las inundaciones del año 1588.

Tanto por moda, por historia o para estar en el punto de encuentro preferido de la ciudad, nadie debe dejar de visitar esta famosísima plaza en Roma.

Foto Vía: www.goingthroughitaly.com