- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

El Castillo Sforzesco, en Milan

Construido en el siglo XV por la familia Sforza, este fastuoso edificio de la ciudad de Milán es una magnífica muestra de arquitectura renacentista, y su símbolo por antonomasia. A lo largo de los años, numerosas modificaciones introducidas en su estructura le dieron el aspecto actual, que dista de pasar inadvertido a las miradas de los turistas.

En 1450, Francisco Sforza se encargó de algunas reconstrucciones generales, y durante el siglo XIX se restauró nuevamente con motivo del traspaso de su dominio al gobierno de Milán, poniendo fin así a su utilidad militar. En 1943, un bombardeo sufrido por la ciudad causó graves daños al edificio, que una vez más fue pacientemente restaurado, en esta ocasión con el objetivo de convertirlo en un museo.

La torre de Filarete es el símbolo que identifica el castillo. Este edificio de planta cuadrada y otras tres torres ubicadas en cada esquina posee un hermoso parque sobre el lado norte, y en su interior guarda los tesoros más preciados de la ciudad.

Tres son los museos que funcionan en el Castello Sforzesco. El Museo de Arte Histórico es uno de los más visitados, por la cantidad de obras maestras pertenecientes a artistas cumbre del renacimiento que alberga. La Pietà Rondanini que Miguel Ángel no llegó a culminar es sin dudas una de las más admiradas. Da Vinci, Mantegna y Messina son otros nombres ilustres que es posible hallar en el museo.

El Museo Arqueológico también es sumamente popular. Sus colecciones más afamadas son la dedicada a la Prehistoria y la correspondiente al mundo egipcio. El Museo de Artes Aplicadas, por otra parte, posee piezas en cerámica, marfil y hierro, que van desde muebles hasta instrumentos musicales.

Por dentro y por fuera, el Castillo Sforzesco es un sitio que deslumbra por su belleza, y una visita imperdible de la ciudad de Milán.

Información práctica del castillo

Información práctica de los museos

Foto Vía: webstudio22.files.wordpress.com