- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

Cruceros en el Río Po

Numerosas personas hacen de los viajes una experiencia compartida, una fascinación conjunta, una pequeña fiesta de algarabía, de emoción casi desbordante por lo que ven. Los recorridos, los paisajes y las escalas resultan ser muy relajantes, todo es muy íntimo, muy familiar, aquí la capacidad de los viajeros está acondicionada para un enorme disfrutar, ni muchos, ni pocos, todo está calculado. Estás en las aguas del Río Po, el más largo de Italia y el que recorre la región norte de dicho país.

Aquí las embarcaciones, como en la que estás a bordo navegan de día y hacen escalas durante la tarde casi llegando a la noche. Por ello hay una fascinante posibilidad de observar los bellos paisajes desde las cubiertas superiores hasta donde ahora se arma una pequeña fiesta de alegrías y risas; aquí el servicio es de primera; todas tus preguntas son resueltas, por aquí está el canal de…. Por allí la calle… Y ese monumento es…. Son las provechosas conversaciones de los tripulantes con los viajeros.

En la travesía conocerás Venecia desde el mejor lugar: desde las aguas, te sentirás parte de la ciudad que flota sobre las aguas y quizá una de las más impresionantes del mundo. Todo eso será es un espectáculo que querrás repetir. En la tranquilidad del Río Po y desde la cubierta del crucero te acercarás a la arquitectura sorprendente de las ciudades, podrás hacer una parada y visitar las islas de Murano y Burano, donde hombres y mujeres artesanos se dedican a la joyería que se destinan a distintas ciudades del planeta.

En estos viajes visitarás las ciudades de noche, descansará y al día siguiente volverá al viaje interminable, Parma lo esperará con su cultura y prestigioso arte, arremeterá ante su deliciosa gastronomía. No descartará llegar y desembarcar usted y sus amigos, porque en los cruceros la amistad fluye por si sola, en Cremona, ciudad famosa por su escuela de pintura del siglo XVI y cuna de una arquitectura que hará que jamás vuelva a perder la capacidad del asombro con sus palacios e iglesias construidas en siglos anteriores

Desde un crucero todo es mágico, es compartir con las personas que disfrutan tu misma pasión y fascinación por la cultura y el amor por la naturaleza. Allí arriba todo se vuelve una familia, en la intimidad de la alegría del conocimiento todo es mejor. Ir, venir, volver, el crucero es especial para el trayecto más largo, para atravesar el Río Po no una sino muchas veces.