- Sobre Italia - https://sobreitalia.com -

Excursión a Pompeya desde Nápoles

De los yacimientos arqueológicos más importantes de Italia, Pompeya es quizá uno de los más interesantes. Ubicado en la región de Campania, en el sur de Italia, fue una ciudad romana muy desarrollada y sofisticada. Una ciudad que quedó sepultada bajo las cenizas después de la erupción del monte Vesubio en el año 79 d.C.

La gran erupción de este volcán dejó completamente sepultada a Pompeya bajo material volcánico, algo que en el momento supuso una catástrofe importantísima, pero que ayudó a que su conservación fuera excelente durante cientos de años; y es que no debemos olvidarnos que las excavaciones en Pompeya no comenzaron hasta el año 1748. A partir de ese momento, este yacimiento ha sido una de las atracciones más importantes de toda Italia.

El turista que recorre Pompeya lo hace por la calzada original. Un recorrido que nos muestra edificios impresionantes como el Antiquarium, el anfiteatro, el gimnasio grande, las termas o el templo de Isis y el de Apolo. Edificios religiosos y públicos, pero también casas y otros negocios como las tabernas, panaderías, lavanderías e incluso lupanares. Lugares en los que es posible ver camas de piedra o distintos utensilios de la época. Sin duda alguna, una vuelta al pasado en un estado de conservación excepcional.

Cómo ir de Nápoles a Pompeya

Si nos alojamos en Nápoles, una de las excursiones más ansiadas es precisamente la de la visita a Pompeya. Podemos hacerlo por nuestra cuenta, desplazándonos desde esta ciudad hasta el yacimiento.

La mejor forma de hacerlo es a través del tren. Para ello, hay que tomar el tren en la estación central de Piazza Garibaldi hasta la parada Pompei Scavi. Se trata de una línea de tren de cercanías que tarda aproximadamente unos 40 minutos y que nos dejará cerca de Puerta Marina, el principal acceso al yacimiento.

La frecuencia de trenes es alta, debido al atractivo turístico de esta zona. Cada media hora aproximadamente contaremos con uno. No obstante, si queremos ir sobre seguro, siempre es mejor reservar el billete online, sobre todo en las fechas con más afluencia como el verano.

Más información: línea de tren de Nápoles a Pompeya.

Puedes, evidentemente, alquilar un coche para visitar este lugar. Encontrarás aparcamiento por un módico precio. No obstante, si no quieres conducir, otra opción es ir en autobús. La compañía SITA ofrece autobuses que van desde la Estación Central de Piazza Garibaldi hasta el yacimiento.

Excursiones a Pompeya

Aunque visitar Pompeya por nuestra cuenta es posible, no podemos negar que la mejor forma de hacerlo es reservando alguna excursión. Una de las más demandadas es la Excursión a Pompeya.

Reserva aquí: Excursión de Nápoles a Pompeya.

En esta excursión, un autobús nos recogerá en nuestro propio hotel por la mañana, facilitándonos así el traslado hasta el yacimiento arqueológico en un viaje de unos 40 minutos de duración.

Una vez lleguemos a la ciudad romana, tendremos un guía a nuestra disposición, además de evitar por completo las colas que se forman, que como podremos adivinar, no son pequeñas precisamente.

El experto guía nos explicará en nuestro idioma todo sobre Pompeya, como un repaso a aquel día 24 de agosto del 79, cuando el emperador Tito recibió la noticia de que el Vesubio había descargado su furia sobre Herculano, Stabia y Pompeya. Conoceremos de primera mano los efectos de esta devastadora explosión y cómo quedaron partes de la ciudad aún sepultadas.

También entenderemos la historia más reciente, cuando las excavaciones fueron impulsadas por el futuro rey de España Carlos III. Asimismo, en esta ruta entrará el paso por algunos de los lugares más destacados como el foro o el lupanar, decorado con frescos que representan escenas eróticas. También la majestuosa casa de los Vetti, una de las familias más ricas de la ciudad y de la época.

Un recorrido que comprenderemos sin problema y que podremos hacer cómodamente junto a nuestro guía. Una ruta que finalizará con la vuelta a Nápoles.

Información y reserva: Excursión de Nápoles a Pompeya.