Visitar la plaza de Minerva en Roma

Plaza de Minerva en Roma

Si estás de visita en Roma y empiezas a estar harto de tanta aglomeración de gente, si no puedes disfrutar de calma en la Piazza Navona o en la del Popolo, y quieres respirar un ambiente más auténtico, menos lleno de turistas, la ciudad ofrece otras muchas plazas que vale la pena pasear. Algunas están algo escondidas, otras son de sobra conocidas por los romanos, pero todas tienen un toque de encanto.

Una de ellas es la tranquila Piazza della Minerva, a la que se llega desde el Panteón por la Via della Minerva (la cúpula del Panteón se ve desde la plaza). En su centro se halla el Elefantino, un curioso obelisco que recibe su nombre del gracioso elefante de mármol que le hace de base. Éste es muy posterior al obelisco en sí, puesto que fue diseñado por Bernini. Lleva inscrito: “Ésta es la muestra de una mente fuerte para mantener un sólido conocimiento”, puesto que quería simbolizar las virtudes que sustentan la fe cristiana. Las delicadas formas del paquidermo contrastan con la geométrica rigidez del obelisco que transporta.

Plaza de Minerva en Roma

El obelisco tiene poco más de cinco metros de altura, siendo el más pequeño de Roma. Se encontró en el siglo XVII en las ruinas del Templo de Isis en la ciudad egipcia de Sais, y fue realizado por el faraón Psamético II de la XXVI dinastía.

En la plaza se alza la basílica de Santa Maria sopra Minerva. Se construyó en el siglo XIII sobre los restos de un templo a Minerva, diosa de la antigua Roma, pero se restauró en el XIX. En esta iglesia gótica, una de las pocas de este estilo en Roma, bajo el altar, reposan los restos de santa Catalina de Siena, exceptuando la cabeza, que se encuentra en Siena.

La iglesia posee unos maravillosos frescos del siglo XV, de Filippino Lippi, que narran pasajes de la vida de santo Tomás de Aquino. También hay que contemplar una estatua de Miguel Ángel, el Cristo cargando la Cruz o Cristo risorto.

Pero en esta plaza no solo hay que hacer las visitas de rigor y unas pocas fotos. Esta es una plaza para relajarse un rato y disfrutar del ambiente de la ciudad de Roma y observar los bellos edificios de colores rojizos que rodean la plaza.

– Información práctica:

  • Bus a Piazza della Minerva: a Corso Vittorio Emanuele II o a Largo Argentina.
  • Horario de la basílica: de 7.00 a 19.00.
  • Entrada gratuita a esta basílica.

Fotos Vía: www.tropicalisland.de

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Roma



Comentarios (1)

  1. lorena dice:

    Hola!!

    Soy mexicana, he visitado Roma en varias ocasiones, y esta Piazza della Minerva, con su Elefantino, es muy tranquila, puedes,como dice el artículo, alejarte del turismo, no mucho que ver, pero bonita. Yo pregunto si es que cerca o ahí mismo en la piazza, me pueden recomendar un lugar para tomar un café o comer algo??, para cuando regrese tener la opción.

    Grazie!!

Deja tu comentario