Breve historia de Bergamo

Bergamo

La ciudad de Bérgamo, capital de la provincia homónima, está situada sobre el mismo suelo que ocupase la romana Bergomum, un antiguo municipio construido por los romanos y que fue arrasado por el mismísimo Atila durante el siglo V. Tiempo después y tras su reconstrucción, entre los siglos XIII y XV, esta zona estuvo bajo el control de Milán y posteriormente sería tributaria de Venecia. Posteriormente y tras el periodo de ocupación por parte de las tropas de Napoleón, pasó a manos de Austria, y a partir del 1859, de nuevo formó parte de Italia.

La ciudad comenzó a acuñar su propia moneda en el año 1156, con el beneplácito de Barbarroja, pero desgraciadamente ese mismo año se desata una guerra con Brescia. Bérgamo, ante la imposibilidad de resistir, termina por firmar su rendición una semana y media más tarde. En 1167nace, entre los muros del Monasterio de Pontida, la Liga Lombarda, que combate con éxito a las tropas imperiales, pero poco después, en 1191, una nueva derrota contra Brescia obliga a la retirada.

Tras haber perdido más de 3.ooo vidas en ambos combates, los habitantes de la ciudad crean la Sociedad del Pueblo, fundando un código de leyes y derechos y promoviendo un movimiento militar-ciudadano con el objetivo de dar más seguridad a los ciudadanos. Pero este movimiento no tuvo demasiado impacto, ya que la Sociedad del Pueblo no contaba con más de 200 hombres en total.

En el año 1407, Bérgamo es conquistada por los Malatesta, pasando a manos de Venecia 20 años más tarde. Los venecianos se encargaron de amurallar la parte alta de la ciudad a partir de 1561, con objeto de proteger a la burguesía que residía en ella.

El siglo XVI trajo un periodo muy turbulento en la historia de Bérgamo, ya que en unos pocos años fue asediada por franceses y españoles, episodios que se alternaban con reconquistas por parte de los venecianos. Ya en 1796, con la llegada de Napoleón, los franceses se hacen con el control la ciudad, dando origen a la República Bergamasca.

Sólo 20 años después de la conquista por parte de Napoleón se decreta en el Congreso de Viena que Bérgamo pase a ser una colonia controlada por Austria, condición que rompe Giuseppe Garibaldi al entrar en la ciudad y liberarla en 1859. Como conmemoración de este hecho, la hasta entonces llamada Puerta de San Lorenzo pasó a llamarse Puerta de Garibaldi.

Foto vía: hqwall

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bergamo, Lombardia



Deja tu comentario