El Baldaquino de Bernini, icono del Vaticano

baldaquino-de-bernini

El Baldaquino de Bernini se encuentra en el edificio más histórico dentro de la ciudad del Vaticano, la Basílica de San Pedro. Este precioso y a la vez, impresionante Baldaquino, no os dejara indiferentes ya que, es una de las cosas más bonitas, curiosas, con más riqueza y grandiosidad que podréis encontrar dentro de esta basílica.

El Baldaquino fue construido por Bernini a la temprana edad de 25 años con la ayuda de Pietro (su padre) y Borromini, a petición del Papa Urbano VIII, entre los años 1624 y 1633. Todo él es la representación de la exaltación papal.

Su estilo es Barroco. Esta compuesto de cuatro columnas en espiral ascendente, de estilo salomónicos adornadas armónicamente con elementos de la naturaleza, algún racimo de uvas y varias abejas. Todo él está hecho de bronce prestado del Panteón de Agripa (cosa que antes se hacía mucho, coger de otro monumento materiales y hacer otra obra artística con él), apoyado sobre pedestales de mármol y acabado en el suelo con un altar donde, se celebran las misas. Al lado además, podréis ver las escaleras que llevan a las tumbas de los papas aunque su entrada para los turistas es otra a las afueras de la basílica.

El Baldaquino de Bernini también es conocido como el Baldaquino de San Pedro, posee una altura total de 29 metros. Su construcción se encuentra encima de la tumba de San Pedro y debajo de la cúpula de Miguel Ángel, por lo que ocupa el lugar más importante de toda la basílica.

Bernini quiso simbolizar con este monumento las columnas del templo de Salomón en el cual cuentan que se apoyó Jesucristo. Como curiosidad hay que decir qué, cada columna tiene una altura de once metros y un peso de diez toneladas.

Si visitáis la basílica de San Pedro, que es una visita obligatoria de Roma, seguro que enseguida quedareis asombrados de la belleza de este monumento que a su vez parece enigmático y misterioso, no dejéis de descubrirlo por vosotros mismos porque será la única manera de poder ver y apreciar su verdadera belleza.

Foto vía: Gabrielo74

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Vaticano



Deja tu comentario