La Capilla Sixtina de Santa Maria Maggiore

Capilla Sixtina de Santa Maria Maggiore

Encargada en 1580 por Sixto V, la Capilla Sixtina se ubica en la nave de la derecha de la basílica de Santa María Maggiore en Roma. Sixto V la mandó a construir para él y para su antecesor Pío V. El diseño fue obra de Domenico Fontana, mientras que Carlo Fontana, junto a otros artistas, se encargó de su ejecución entre 1587 y 1589.

Este monumento funerario está enfrentado a la Capilla Paulina, que se considera el inicio de la escultura del siglo XVII. La capilla se concibe como un todo, con una organización pictórica general y una arquitectura estructurada con nichos para las esculturas.

En las paredes principales se ubican las tumbas de Sixto y Pío. El planteo de la influencia de Miguel Ángel está en extender la estructura al ancho total del muro, de tres calles con basamento, cuerpo central y un ático. En cada vano se pueden ver los relieves referentes a temas de la vida del pontífice, mientras que en el vano central se representa la coronación del Papa.

Sixto V dedicó la capilla al Santísimo Sacramento para custodiar el antiguo Oratorio del belén, una representación escultórica de la Natividad realizado en el siglo XIII por Arnolfo di Cambio. Esto tiene origen en el siglo V, cuando se construyó en la basílica original una «Gruta de la Natividad» igual a la de Belén. Los peregrinos que regresaron de Tierra Santa trajeron fragmentos de madera de la Sagrada Cuna y se colocaron en el relicario del altar de la Confesión. Cuando Sixto V decidió erigir su capilla, le pidió a Fontana que trasladar la antigua «Gruta de la Natividad» sin demolerla, manteniendo los elementos escultóricos originales que se conservaban.

Los escultores que trabajaron en estas capillas fueron llamados “retardatarios”, ya que no realizaron un planteo original ni contemporáneo en las figuras. Juan Antonio Paracca, conocido como Valsoldo, realizó la estatua de Sixto V, la cual está de rodillas, mirando hacia el Tabernáculo y el belén de la Cripta. Leonardo Sarzana se encargó de ejecutar la estatua de Pío V. El altar es obra de Sebastiano Torregiani, situado en el centro de la capilla, con cuatro ángeles que sostienen el ciborio que representa el modelo de la misma capilla.

En resumen, la Capilla Sixtina de Santa Maria Maggiore tiene muchísimo para admirar, como en toda la misma basílica.

• Dirección: Piazza di Santa Maria Maggiore.
• Horario: de 7.00 a 18.30 h.
• Entrada gratuita.

Foto vía: vigoenfotos

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Arte y Cultura, Roma



Deja tu comentario