Noli, un pintoresco pueblo de Liguria

Noli

Seguro que más de un lector ansía perderse en un paraje de postal, idílico como pocos, alejado del turismo masivo (aunque no por mucho tiempo) y con todo el sabor del Mediterráneo. En ese caso, el destino ideal es la región de Liguria y, en concreto, la encantadora villa del Noli.

Situado en una ensenada y a la sombra de su imponente castillo, es sin duda uno de los lugares más bellos de la zona, y uno de los pocos que aún no han sufrido el azote de los excesos urbanísticos. Un fenómeno que, lamentablemente, sí se ha cebado con algunas localidades cercanas.

Antiguamente, Noli fue un puerto defensivo por el que discurría la famosa Via Aurelia, una de las carreteras romanas más importantes. En la actualidad, si se alcanza el casco histórico por la Loggia della Repubblica, el viajero se topará muy pronto con el Palazzo del Comune (es decir, del Ayuntamiento), que data del siglo XIV. Lo más destacable de esta notable construcción en su torre gibelina, originaria del siglo XIII.

A su vez, tampoco hay que perderse uno de los ejemplos más soberbios del románico en Liguria: la iglesia de San Peragorio. Erigida en el siglo XI, el templo se alzó sobre una construcción anterior que había visto la luz en el siglo VIII. Del mismo siglo son los sarcófagos de piedra del Finale, que posee una fachada con interesantes muestras del románico lombardo. En sus entrañas, conviene dedicar un tiempo a diversas piezas de gran valor, entre las que se cuentan una tribuna paleocristiana y un crucifijo románico.

Ya en la Piazza Morando, se puede admirar la torre del Canto, desde donde se ven los vestigios del ya citado castillo Ursino (siglo XII) y la muralla. Finalmente, continuando por Corso Italia, se accede a la Casa Pagliano (un palacio del siglo XIV) y al arco del Portello, de la época medieval. No muy lejos de allí, se alza la catedral de San Pietro (siglo XIII).

– Información práctica para viajar a Noli

Foto vía: SavonaNews

Imprimir

Categorias: Liguria



Deja tu comentario