Tito Flavio Domiciano, el fin de la Dinastía Flavia

Tito Flavio Domiciano

Tito Flavio Domiciano nació en Roma el 24 de Octubre del año 51, y fue uno de los emperadores de la Ciudad Eterna desde el año 81 hasta el 96. Domiciano fue el último emperador de la Dinastía Flavia, que gobernó entre los años 69 y 96, dinastía que se limitaba a Domiciano, su hermano mayor Tito (que gobernó entre los años 79 y 81) y su padre, Tito Flavio Vespasiano (quien gobernó entre los años 69 y 79).

Se dice que Tito Flavio Domiciano fue uno de los emperadores más tiránicos de Roma, comparable al mismísimo Calígula o a Nerón, y existen pocas fuentes históricas de la época que afirmen lo contrario. Historiadores como Tácito, Suetonio o Plinio el Joven le criticaron de manera abierta por su política opresiva, aunque hoy en día se cuestiona la objetividad de estos historiadores con respecto a la figura de Domiciano, ya que no todo fue negativo en su gobierno.

De joven Domiciano admiraba los logros militares de su hermano Tito, y fue influenciado fuertemente por sus exitosas campañas en Judea y en Germania. Mientras Vespasiano gobernaba y Tito expandía las fronteras de Roma, Domiciano se limitaba a ocupar una posición sin responsabilidades en el gobierno. Pero esto cambió en el año 79 con el fallecimiento de Vespasiano, a quien pronto sucedería el hermano mayor de Domiciano, pero por desgracia Tito no estuvo ni dos años en el poder, ya que una enfermedad se lo llevó en el año 81. Desde entonces, Domiciano es proclamado emperador, y su mandato sería uno de los más largos de la historia de Roma, nada menos que 15 años (sólo superado por Tiberio).

Durante su gobierno se llevaron a cabo importantes mejoras en la vida cultural y económica de Roma, en comparación con el oscuro siglo I, también obtuvo la victoria sobre los germanos en el año 83 y fortificó las fronteras entre los ríos Rin y Danubio. En las Islas Británicas logró expandir sus dominios hasta tierras escocesas, y posteriormente lograría la retirada de las tribus dacias hasta el otro lado del Rin en el año 88.

También se hizo proclamar como “dominus et deus” y censor perpetuo, lo que le otorgaba el privilegio de supervisar a los miembros del Senado romano, y propició la expulsión de los cristianos y los hombres de ciencia, hecho que molestó mucho a los senadores. El 16 de Septiembre del año 96, Domiciano es asesinado por miembros de la corte, en confabulación con su propia esposa Domicia.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Roma



Deja tu comentario