Encuentran la posible tumba de Vlad Tepes en Nápoles

tumba vlad III napoles

Vlad Tepes, el noble transilvano que dio origen a Drácula, personaje de Bram Stoker, quizá no desapareció así como así de la tumba del lago Snagov en Rumanía, algo que originó en cierto modo la leyenda de este ser sobrenatural; y es que al parecer, se habría encontrado su sepulcro en una antigua iglesia de Nápoles.

Según afirman investigadores de la Universidad de Talín, Estonia, Vlad III, más conocido como el Empalador, considerado por muchos un cruel asesino de sus enemigos y por otros como un auténtico héroe nacional, no habría sido enterrado como se esperaba y creía en el monasterio del lago Snagov, a pocos kilómetros de Bucarest. El hallazgo se lo debemos a una estudiante de doctorado, Erika Stella. La joven estaba investigando el claustro de Santa María la Nova, Nápoles, cuando descubrió una extrañísima tumba que al parecer había pasado desapercibida durante siglos. Alertó a los historiadores de la universidad y desde entonces se han pasado meses investigando este descubrimiento.

Lo que los historiadores decían hasta el momento era que Vlad III perdió la vida en una batalla. No obstante, esta tumba pone sobre la mesa otra teoría igualmente válida. En esa batalla con sus grandes enemigos los otomanos, Vlad no habría muerto, simplemente habría sido  hecho prisionero.

María, su hija, se habría desplazado a Nápoles para contraer matrimonio con un noble de esta ciudad, así, la joven pagó el rescate por la liberación de su padre, y posteriormente Vlad fue trasladado a esta ciudad.

En esta iglesia de Santa María la Nova en Nápoles también se encuentran las tumbas de su hija y su yerno, por lo que no sería raro que hubiera sido enterrado junto a ellos. Así, llama la atención esta lápida completamente cubierta de imágenes y símbolos de Transilvania, algo que resultaría muy extraño para un noble italiano.

Si bien es cierto que las investigaciones siguen su curso, todo parece apuntar a que el misterio de la desaparición del cuerpo de Vlad Tepes del monasterio de Snagov habría sido resulto; y es que Vlad III no fue enterrado aquí, sino en Nápoles, muy lejos de su tierra natal.

Otros enlaces de interés:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Napoles



Deja tu comentario