Bari, un paseo por sus principales atracciones

Castillo Bari, Apulia

Castillo de Federico II, en Bari

El corazón de Bari es antiguo y romano. Fundada durante la época romana temprana, esta hermosa ciudad conserva como pocas el ambiente de aquellos años. Su infraestructura moderna no eclipsa la belleza de la arquitectura característica, y el suburbio medieval que sucedió a aquellos lejanos tiempos se mantiene intacto sobre la pequeña península de la región de Apulia, que se interna en el mar Adriático.

El antiguo puerto alberga dos iglesias, cada una representante de su época histórica. La Catedral de Bari es un edificio magnífico de arquitectura bizantina que fue erigida entre los años 1034 y 1062. En 1292, una serie de reconstrucciones le dieron el estilo románico que se observa hoy. Más adelante en el tiempo, un toque barroco completó el aspecto que posee en nuestros días.

Las estrechas calles medievales, que abundan en escaleras para salvar los desniveles del terreno, nos conducirán hasta la Iglesia de San Nicolás. Consagrada en 1197, tras más de 100 años de edificación, este prototipo de los templos del período posee una fachada majestuosa, sin exceso de ornamentación y con algo de influencia bizantina.

Descendiendo desde aquí hacia el puerto, llegamos a Corso Trieste. Esta calle nos llevará hasta el castillo de Federico II, que fue data de 1233. A poca distancia se encuentra el Palacio de la Provincia, que alberga una colección fantástica de pintura sobre tela, cuadros de la escuela francesa y obras de renombrados italianos, como Bellini, Vivarini y Tintoretto.

Un sitio que no te puedes perder, especialmente para aquellos que lleguen a Bari con planes románticos, es el Arco de los Enamorados. Se trata de uno de los cientos que destacan en las calles de la ciudad. También conocido como Arco Bajo, se le atribuye haber sido lugar de reunión de las parejas que, por las noches, se ocultaban bajo la luna de las miradas indiscretas. Por ello se lo considera protector de los enamorados, y fue inmortalizado en la pintura del barés Giovanni Lamanna.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bari



Deja tu comentario