El auténtico cappuccino italiano

capuccino

El capuchino (en italiano cappuccino) es una bebida italiana preparada con café expreso, leche, chocolate y canela. Opcionalmente puede llevar también crema de leche.

En Italia se consume casi exclusivamente para el desayuno, a menudo con bollería; en otros países se consume a lo largo de todo el día o después de la cena.

Lo más destacable del capuchino, es la textura y la temperatura de la leche, ya que esta no debe llegar a ebullición. Cuando un barista experto (nombre que se le da al mesonero en Italia) acrema y da volumen a la leche por medio de vapor para un capuchino, debe crear la «leche especial» introduciéndole minúsculas burbujas de aire. Esto da a la leche una textura extremadamente aterciopelada y un gusto dulce.

El origen del nombre de este café, toma su nombre del hábito de los monjes capuchinos. Según la leyenda el capuchino fue un invento del monje capuchino Marco d’Aviano, aparecido en 1683.

La bebida siempre ha sido conocida por su nombre italiano ya que la máquina de café expreso con la que normalmente se hace es un invento italiano. El capuchino se extendió por toda Europa, popularizándose y adquiriendo su forma definitiva en 1950.

El auténtico capuchino se suele servir en una taza de cerámica de unos 150cc, ideal para la retención del calor.

Los baristas mas expertos crean “arte del latte” (arte de leche) haciendo preciosos diseños, como por ejemplo manzanas, corazones, hojas y rosas.

Los ingredientes tradicionales para preparar un buen capuchino son:

• Café molido en polvo (10-12 gr).
• Leche, a gusto del consumidor.
• Polvo de cacao o chocolate.
• Canela en polvo.

Su forma de prepararlo es la siguiente:

– En un bol ponemos el azúcar y el polvo de cacao y lo dejamos aparte.

– En una cacerola caliente ponemos la leche a fuego lento sin dejarlo hervir.

– Una vez hecho esto, lo echamos en una batidora y batimos a alta velocidad durante un minuto hasta que esté espumosa.

– Vertemos el expresso en una taza grande de café, lo hacemos suave y lentamente y coronamos con la espuma.

– Espolvoreamos la mezcla con el cacao y servimos inmediatamente.

De muy fácil preparación, su tiempo de elaboración media es de menos de 15 minutos.

Foto vía: AlfredoZablah

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía



Comentarios (10)

  1. Jessica dice:

    Hola solo queria aclarar algunas cosas:

    – el cappuccino no lleva ni canela ni chocolate.
    – la leche de un verdadero cappuccino no es espuma es crema y la forma de lograr esa crema es con un maquina profesional,(claro que si tienes una prensa francesa puedes texturizar tu leche mejor que con una batidora y casi lograr la textura ideal esto como metodo alternativo).
    – la base de un buen cappuccino no solo es la leche sino tambien un buen espresso, y eso si solo lo logras con una maquina profesional, con los demas metodos de extraccion de cafe es imposible sacar espressos.

  2. Javier Gomez dice:

    Gracias por las apreciaciones, Jessica. Un saludo.

  3. Javier Gomez dice:

    Hola, Jose. Otra usuaria, Jessica, ha hecho una puntualización interesante. El auténtico capuccino no lo lleva; no obstante, el querer diferenciarse probablemenete es lo que ha hecho que haya lugares donde se sirva con chocolate, o incluso canela, o ambos.

    Un saludo.

  4. Lorena dice:

    Para mi, las mejores son las máquinas de expreso Karmin :)

  5. Silvia López Mierez dice:

    Buenas tardes. Lo que hace a la diferencia entre 1 café con leche y 1 Capuccino, además de la cremosidad de la leche…Es el agregado de Cacao y Canela y si el Consumidor lo acepta..Un toque de vainilla. .Su sabor es 👌

Deja tu comentario