Un paseo por el castillo de Gradara

castello-da-gradara

Entre las regiones italianas de Marche y Romagna podemos encontrar un sugestivo e imponente castillo para visitar. Este castillo se sitúa en la Comuna de Gradara, provincia de Pesaro y Urbino.

Su aspecto es impactante y se encuentra en perfectas condiciones, siendo considerado como una de las construcciones medievales italianas en mejor estado.

Este castillo se encuentra a 142 metros de altura sobre el nivel del mar, ubicándose en la zona más alta de la ciudad de Gradara, ya que desde allí la defensa se armaba mejor. También cuenta con una muralla individual que rodea todo el castillo, llamada Mastio, la cual ofrece la sensación de una gran fortaleza y seguridad.

Esta muralla individual tiene origen en el siglo XII, mientras que las alas del castillo se han construido posteriormente. El interior del castillo, por su parte, es elegancia natural. Tiene un estilo propio del Medioevo hasta la conformación de una residencia al estilo de un palacio.

Las paredes internas del castillo van ofreciendo a los visitantes diversas obras de arte, retratando batallas de épocas antiguas, como a importantes personalidades de la realeza de Gradara.

Este castillo comenzó siendo un torreón medieval, en el año 1150 cuando la familia De Grifo construyó para vigilar la ciudad. Años luego, la familia Malatesta obtuvo el dominio sobre Gradara, modificando y transformando este torreón en una gran fortaleza, con una muralla interior y luego otra muralla exterior, para una mejor defensa. Esta muralla exterior, fue acompañada por 17 torres almenadas y tres puentes levadizos.

Malatesta lo conservó por muchos años, precisamente hasta el 1464, cuando el castillo pasó a manos de la familia Sforza y del Duque de Urbino, a quien le debemos el aspecto actual.

No obstante estos datos, que llaman la atención para su visita, una de las razones que hace que este castillo de Gradara sea muy visitado por turistas de todos lados, es la historia que gira en torno al amor de Paolo Malatesta y Francesca de Rimini, ya que se dice que este Castillo es el lugar que albergó su amor. Pero no solo su amor fue lo que atestiguo este lugar, sino también el crimen donde Gianciotto Malatesta, esposo de Francesca, mató a su mujer y a su hermano Paolo. Incluso hay un retrato inmortalizando este hecho.

En el castillo se puede visitar la escalinata, el claustro, las salas principales, el altar de la capilla, la habitación de Francesca, y muchas estancias más que rodeado con la magnitud del castillo y las murallas, dan a los turistas una visita excepcional.

Fotovia: Mondodelgusto

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Marcas



Deja tu comentario