El Puente Milvio en Roma, para enamorados

El puente Milvio en Roma

Nuevamente nos encontramos en la bella ciudad de Roma. Una vez más tenemos la gran pregunta de qué podemos recorrer estando en semejante lugar. ¿Monumentos, obras, museos o alguna iglesia? ¿Se les ocurren tantas opciones como las que os comento?

Bueno, pero hoy les ofrezco otro tipo de actividad. Remontarnos a uno de los sitios más caminados y conocidos por los turistas al momento de pasear por Roma en Italia: “El Puente Milvio”. ¿Lo ubican?

Nombrado en italiano como “Ponte Molle” o “Ponte Milvio”, este fantástico lugar se encuentra ubicado al Norte de Roma y es uno de los más destacados sobre el Río Tebere (Tiber).

Realizado tantas veces como podamos imaginar, el Puente Milvio fue realizado por primera vez por el cónsul Cayo Claudio Nerón en el año 206 a.C. y en lo que respecta a los últimos años de remodelación, (siglos XVIII y XIX) los protagonistas han sido dos grandes artistas. Por un lado, Giuseppe Valadier y por el otro, Domenico Pigiani.

Uno de los puntos más interesantes de este espectacular sitio es que cuenta la historia que Federico Moccia, autor de la novela “Perdona si te llamo amor”, relataba una obra de amor de una pareja la cual para confirmar su enamoramiento, habían colgado un candado con las iniciales de cada uno de ellos en una de las farolas del puente y luego, tirado las llaves al agua. Con esto, el amor estaba garantizado de por vida. Precisamente porque las llaves ya no iban a existir más para poder abrir el mismo.

A partir de este acto, no solo que la gran historia tomo protagonismo en Roma, sino que además millones de turistas y habitantes iniciaron la misma actitud en colgar un candado. Como una especie de tradición para los enamorados. ¿Cuál fue el gran problema? Que llegó un momento donde el puente estuvo a punto de quebrarse por el peso que contenía y a consecuencia, tuvieron que prohibir la colocación de candados.

Es por esto, que si desean realizar este paseo en pareja, recordarán lo que les estoy comentando. Claro que la gran ventaja que existe en la actualidad es que se volvió a permitir a toda persona dejar su huellita por medio de un candado.

Foto: Antcastillog

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Roma



Deja tu comentario