Monte Bianco, ecoturismo en Italia

Monte Bianco

El mundo lo conoce como el Mont Blanc: el techo de Europa, pico más alto de los Alpes. Pero lo cierto es que en buena parte de su territorio se lo llama Monte Bianco. Hablo, desde luego, del lado italiano de este coloso, que es sin dudas uno de los destinos de ecoturismo más emblemáticos de la región.

Rodeado de paisajes que incluyen valles glaciares, picos nevados y cielos prístinos, el Monte Bianco ofrece al turista opciones para muy diversos gustos y necesidades. Sin dudas, el sueño de los montañistas es llegar a su cumbre, escalando la cima que comparten Italia y Francia.

Otros, sin embargo, preferirán el senderismo y el trekking por esta región, que abunda en paisajes magníficos, como los glaciares de Freney, La Brenva, Miage y Broudillard, al sur, y la mer de Glace y el glaciar de Bossons al norte.

Para los amantes de los deportes de nieve, el esquí y el snowboarding son también dos actividades privilegiadas en esta región. Durante la primavera y el verano, el esquí de montaña está muy extendido.

Ascender a la cumbre del Monte Bianco es el sueño de todo alpinista, y la mayoría de las vías habituales parten desde territorio francés. Pero también existe una vía italiana, conocida como la Ruta de Aiguilles Grises, que implica atravesar el glaciar de Miage, instalándose en el refugio de Gonella, para partir al día siguiente atravesando el Col des Aiguilles Grises y finalmente llegar a Dôme du Goûter, dos picos menores del Monte Bianco.

La ciudad italiana más famosa para el turismo en el Monte Bianco es sin dudas Courmayeur, una de las estaciones de montaña más importantes del país. Una de las atracciones naturales más impresionantes allí es el Giardino Botanico Alpino Saussurea, un jardín botánico alpino que puede ser visitada bajando en la primera estación del teleférico del Monte Bianco desde el Valle de Aosta.

Se trata del jardín botánico más alto de Europa, ubicado a 2173 sobre el nivel del mar, y permanece abierto diariamente durante la temporada cálida. Sus orígenes se remontan apenas a 1987, cuando fue creado y bautizado en honor de la flor Saussurea alpina, cuyo nombre responde al alpinista pionero Horace-Bénédict de Saussure.

Sin dudas, el Monte Bianco ofrece a toda la familia, desde los más intrépidos hasta los que buscan unas vacaciones tranquilas para descansar, los escenarios adecuados para cada una de sus necesidades.

Foto vía: Hotel la Villa

Imprimir

Categorias: Valle de Aosta



Deja tu comentario