Panforte, postre con frutos secos de Siena

Panforte, postre con frutos secos de Siena

Los postres en Italia no son otra cosa que maravillas caseras. Además de presentarse exquisiteces como el tiramisú (realizado con uno de los principales quesos italianos como es el mascarpone), el amaretti (unas galletas de almendra y merengue) y tartas como la caprese, de limón, de ricota o de avellanas, la cocina italiana cuenta con el reconocido panforte (pan fuerte), elaborado con fruta y frutos secos.

En tanto su origen, procede del siglo XIII en Siena, en la zona de la Toscana italiana y su nombre original era panpepato (pan con pimienta), a causa de que tal ingrediente se utilizaba para su elaboración. Hoy en día, hay cantidades de tiendas en Italia que producen tal postre y si vais a un restaurante, pues veréis que se presenta con una pequeña tacita de café o vino de postre.

Básicamente lo que se necesita para realizarlo es azúcar, miel, chocolate para derretir, diferentes frutos secos, fruta y algunas especias bañadas en harina y coco. Ahora si, sin más demoras, os invito a compartir la receta italiana.

Ingredientes:

  • 220 gramos de peras
  • 220 gramos de dátiles
  • 140 gramos de pistachos
  • 285 gramos de almendras
  • 285 gramos de harina 0000
  • 40 gramos de cacao
  • 1 cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • ½ cucharadita de clavo de olor
  • 115 gramos de pasas de uva
  • Ralladura de 1 naranja
  • Ralladura de 1 limón
  • 255 gramos de miel
  • 270 gramos de azúcar
  • 100 gramos de azúcar impalpable
  • Chocolate para derretir

Preparación:

– Cortar las peras y los dátiles en cubos pequeños. Tostar en una sartén los pistachos junto con las almendras durante algunos minutos. Dejar separado.

– Tamizar la harina junto con el cacao, la canela, la nuez moscada y el clavo de olor molido.

– Tomar un bol y mezclar todos los ingredientes anteriormente dichos junto con las frutas cortadas y las tostadas.

– Incorporar las pasas de uva y las ralladuras.

– Cocinar la miel y el azúcar en una sartén hasta llegar a los 120ºC. Verter el almíbar sobre la mezcla anterior y mezclar bien.

– Llenar un molde redondo de unos 24 centímetros de diámetro con tubo central (previamente untado con manteca y cubierto con papel parafinado). Alisar bien con la ayuda de una cuchara (previamente mojada en agua fría) y llevar a horno fuerte a 180ºC hasta observar que la superficie esté seca. Aproximadamente unos 40 minutos.

– Una vez pasado el tiempo, retirar y bañar con el chocolate derretido. Por encima si queréis podéis espolvorear con azúcar impalpable.

Foto: touritalynow

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía



Deja tu comentario