Turismo en Teramo, información práctica

Turismo en Teramo, información práctica

A unos 150 kilómetros de Roma, en el sector septentrional de Abruzos, se sitúa una ciudad repleta de colinas llamada Teramo.

Desde aquí es posible observar tanto las cimas nevadas de 3000 metros de altura como así también, las hermosas playas pertenecientes al Mar Adriático. Vale señalar que dicho sitio ha surgido como la unión del río Tordino y el torrente Vezzola y hoy en día, es uno de los rincones más concurridos por los turistas que visitan Italia.

Asimismo, dentro del territorio de Teramo, se localizan uno 47 municipios como Roseto degli Abruzzi y Giulianova. Pues si os preguntáis qué ver en Teramo, os comento que la ciudad ofrece monumentos, cuyos recuerdos pertenecen a las diferentes dominaciones que van desde la de Francisco Sforza pasando por la de Alfonso de Aragón, hasta llegar al Reino de Nápoles en el siglo XIX.

Algunos ejemplares pueden ser el Museo Arqueológico F. Savini con obras valiosas como la de la catedral romántica, los edificios históricos como la Casa dei Melatino situada en Largo Melatini, el Roseto degli Abruzzi, la la Iglesia de San Antimo construida por el papa Sixto V y la Iglesia de la S.S.Annunziata, la cual data de fines del siglo XVI.

Y si estáis pensando en qué hacer en Teramo, tomen nota que la localidad es ideal para aquellas personas fanáticas de la fotografía, el birdwatching y el trekking. De esta manera, os propongo caminar por el Parque Nacional del Gran Sasso y Monti della Laga con 150 hectáreas extendidas en tres regiones (Abruzos, Las Marcas y el Lacio) y cinco provincias (L’Aquila, Teramo, Pescara, Ascoli Piceno, Rieti), o bien contratar la excursión llamada ruta Sulle tracce di Annibale, o montar a caballo en los Montes Gemelos o sino, si vais a viajar en época de nieve, nada mejor que visitar la cumbre llamada Cima Alta y Montagnone da Cerchiara para practicar esquí.

¿Cuáles son los alimentos más consumidos en Teramo? Pues todo lo que refiere a frutos y productos como castañas, el queso producido en el interior de la región, la miel de montaña, la trufa de la Laga, los arrosticini di pecora y los pinchitos de carne oliva. Y si os apetece el vino, debéis probar el Montepulciano d’Abruzzo, el Trebbiano d’Abruzzo, el Controguerra y el Colli Abrutini.

Foto: dema rappresentanze

Imprimir

Categorias: Abruzzo



Deja tu comentario