Trentino Alto Adigio y sus paisajes naturales

Río Adigio en Trento

Es prácticamente imposible tratar de conocer todos los rincones de Italia en dos o tres semanas. Por eso mismo, si estáis con poco tiempo o el tiempo justo, os aconsejo viajar hasta el Norte del país, en la frontera con Austria y Suiza, para visitar una de las regiones más imponentes por la belleza de sus montañas, valles, lagos, bosques y cumbres tapadas con nieve llamada Trentino Alto Adigio.

Su extensión va desde el conjunto de picos del Adamello, Brenta y desde la cima Ortles y Cevedale, hasta llegar a los relieves más fantásticos de Europa como lo son las Dolomitas de Val di Fassa, Brenta, Val Gardena, Val di Fiemme y Pale de San Martino.

Vale señalar que aquí vais a encontrar diversos monumentos y sitios turísticos que son de “visita obligada” como ser el conjunto de las Dolomitas declaradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, la región que comienza en Trento donde se festejó el Concilio Ecuménico con su catedral realizada bajo un estilo romántico lombardo, Bolzano cuya ciudad es un símbolo entre lo que refiere a la cultura alemana y latina, Rovereto donde se sitúan museos hermosos y la Gran Campana de la Paz, y por último Riva del Garda con su precioso palacio Pretorio y la fortaleza que data del siglo XII.

Ahora bien, si os preguntáis qué hacer en Trentino Alto Adigio durante vuestras vacaciones, os comento que durante cualquier momento del año es aconsejable alojarse cerquita de las cumbres, precisamente donde se ubica el escenario de las Dolomitas, donde se presentan diferentes actividades para los amantes del esquí, patinaje sobre hielo, escalada de montañas y trekking.

Pues si vais durante el período de verano, es posible que observéis que Trentino Alto Adigio cuenta con un amplio abanico para efectuar paseos y excursiones en ambientes sin contaminar como el caso de los senderos del Parque Nacional del Stelvio, los bosques de Val di Fassa o bien, los picos de mayor altura en el maravilloso trayecto de la Vía Alpina, que ofrece caminos y refugios bien equipados.

¿Qué es preferible realizar? Sin lugar a dudas, la ruta de la manzana en Val di Non, la cual presenta un increíble espectáculo lleno de colores y aromas que incluyen desde las manzanas Golden Delicious a las Renetto.

Y para finalizar, durante cada noche podéis comer en alguno de los tantos restaurantes en Trentino Alto Adigio y solicitar platos típicos de la zona como el speck, la polenta, la sopa cebada, sopa de setas, el conejo en grapa, el goulash, la trucha con diversos tipos de salsa o sino, salchichas de carne de cerdo. Y claro, si se trata de un postre, el clásico de la región es el strudel o torta de manzana.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Trentino Alto Adigio



Deja tu comentario