Descubrir la población de Alba, Piamonte

Alba

Nadie debería caer en el error de que la región del Piamonte es un destino turístico válido en invierno. Nada más lejos de la realidad: además de su siempre interesante capital, la laboriosa Turín, este rincón del norte de Italia presenta otros muchos alicientes, como la pequeña ciudad de Alba.

Uno de sus mayores reclamos son sus bellas muestras de arquitectura renacentista. Una de ellas se halla en el número 4 de la Via Vittorio Emmanuele. Se trata de un bajorrelieve del siglo XVI en que aparece representado San Jorge.

Asimismo, el número 11 da cabida a la Casa Fontana, en la que se puede contemplar un friso del siglo XV. A su vez, ya en el número 16, abren sus puertas el Palazzo Belli y el Palazzo Serralunga, que descuella por un portón del siglo XVI.

No obstante, desde el punto de vista de su patrimonio monumental, la joya de la corona no es otra que su catedral o Duomo, erigida a finales del siglo XV en honor a San Lorenzo. Aunque sufrió modificaciones a posteriori (especialmente en el transcurso de los siglos XVI y XVII), su aspecto actual responde más bien al estilo gótico. Además de admirar su precioso campanario del siglo XIII, no hay que perderse, ya en su interior, un magnífico coro de madera del siglo XVI, rubricado por Bernardino Fossati.

Otros puntos de interés son la torre Astesiana, la loggia dei Mercanti y la torre Mozza, todas ellas en Via Cavour. No muy lejos, en Piazza Pertinace, también conviene dedicar unos minutos a la Casa Diretti, del siglo XV. Ya en la parte opuesta a la plaza, aguarda la parroquial de San Giovanni. Y por supuesto, antes de partir, no hay que pasar por alto la iglesia de Santa Maria Maddalena, de factura barroca.

Un buen momento para acercarse hasta Alba es el mes de octubre, ya que este período coincide con las fiestas delle Cento Torri y el Palio degli Asini (de los burros).

– Información práctica para viajar a Alba

Foto vía: Paradox Place

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Piamonte



Deja tu comentario