Visitando Isernia

Isernia

En la provincia de Isernia encontramos lugares realmente interesantes empezando por la ciudad homónima, Isernia, un núcleo urbano de origen samnito que ha afrontado una historia de lo más atormentada; y es que fue destruida varias veces, tanto por el hombre como por la naturaleza, por varios terremotos y por bombardeos. No obstante, Isernia siempre termina resurgiendo de sus cenizas como un ave fénix.

La ciudad cuenta con un encanto más que evidente, resquicios de épocas pasadas pero cierto toque de modernidad como urbe avanzada.

Son muchos los monumentos que podemos ver en la ciudad, como por ejemplo, la Fuente de la Fraterna. Esta fuente está dedicada al Papa Celestino V que era natural de esta ciudad, y fue construida aproximadamente en el siglo XIV.

Existen templos religiosos de interés como la Iglesia de San Francisco, construida en el año 1222 por el mismísimo Francisco de Asís durante su paso por la ciudad. No obstante, quizá el templo que más llame la atención sea la Catedral de Isernia. Se trata de una hermosa catedral de la época alto-medieval que se construyó sobre un templo anterior, posiblemente un templo pagano del siglo 3 a.C. La catedral actual se comenzó a construir en 1349 y su aspecto actual es el resultado de un sinfín de renovaciones a las que se ha visto sometida por culpa de los terremotos que han asolado la región. Y la ciudad. Es la sede del obispo de Isernia-Venafro y está dedicada al Apóstol San Pedro. Ubicada en la Piazza Andrea, en el casco antiguo de la ciudad, es uno de los lugares más visitados y admirados de esta población.

Tras recorrer los templos religiosos más hermosos de Isernia, es necesario visitar otros lugares como el Palacio San Francisco, un edificio de estilo gótico en el que se encuentra alojado el Ayuntamiento de la ciudad. Además, también podremos pasear y adentrarnos en el Museo de Santa Maria delle Monache, emplazado en un antiguo convento románico consagrado a Santa María de la Asunción y que cuenta con un sinfín de descubrimientos prehistóricos de origen paleolítico, descubrimientos que han sido sacados de yacimientos cercanos como el de La Pineta, un lugar realmente famoso a nivel internacional que cuenta con restos de aproximadamente 730.000 años. Sin duda un lugar de lo más interesante que nos mostrará un poco más sobre la vida humana en el paleolítico.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: italiavacaciones

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Isernia, Molise



Deja tu comentario