Trani, pintoresca población de Apulia

trani

En Apulia una de las regiones más bellas de Italia, aquella ubicada justo en el tacón de la bota, encontramos la ciudad de Trani, un encantador núcleo urbano con aires medievales que nos permitirá estar en contacto con el paisaje costero de esta zona, al mismo tiempo de disfrutamos de un sinfín de lugares interesantes de carácter histórico.

Con una superficie de 102 km, Trani es un puerto de mar, del mar Adriático. Está a unos 40 kilómetros de Bari, por lo que puede ser una excursión de lo más recomendable si visitamos la hermosa capital de Apulia.

¿Qué nos ofrece Trani? Para empezar, una espectacular catedral, la catedral de Trani; y es que los habitantes de esta ciudad se enorgullecen, con razón además, de este edificio de carácter románico.

La blanca e imponente catedral románica fue terminada en 1143. Cuenta con unas grandes puertas de bronce que fueron obra del artista Barisano di Trani, que a su vez, fue el encargado de realizar también las de Monreale. Tras estas puertas, encontramos un interior con unas más que evidentes influencias normandas. Las naves se levantan sobre dos criptas. La más baja cuenta con un auténtico mar de columnas muy antiguas. La iglesia, por su parte, cuenta con columnas más finas de estilo germinado. Una iglesia que, todo sea dicho, cuenta con una iluminación estupenda.

Está consagrada a San Nicolás Peregrino, un humilde pastor griego que según cuenta la leyenda llegó a Trami a lomos de un delfín, y es, sin lugar a dudas, el símbolo de esta ciudad de Apulia.

Cerca de la catedral encontramos el Castillo de Federico II. Este lugar sirvió como prisión entre 1800 y 1974. En la actualidad, los viejos muros de esta cárcel se usan como sala de conciertos y exposiciones. Una prisión que ha sabido adaptarse a las nuevas épocas y que mezcla cultura de hoy con historia de ayer.

Si bien es cierto que estos dos monumentos son quizá los más apreciados de Trani, no podemos negar el encanto que uno descubre en sus calles. Así, resulta maravilloso perderse por su viejo trazado admirando las casas antiguas del centro histórico, tropezando de vez en cuando con sitios inesperados como la sinagoga de Scuolanova. Esta sinagoga era una de las cuatro que se construyeron en el barrio judío de la ciudad. Posteriormente sería transformada en iglesia. No obstante, en 2006 volvió a su culto original.

Para seguir la ruta por la región:

Foto vía: unita36

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Apulia



Deja tu comentario