Gallipoli, hermosa ciudad costera de Apulia

Gallipoli

La ciudad de Gallipoli se encuentra en la provincia de Lecce, perteneciente a la región de Apulia. Se trata de una mágica localidad costera rodeada de murallas altísimas y muy antiguas. Se sitúa a 200 kilómetros de Bari, desde donde se puede llegar en ferrocarril o mediante la autopista.

Su vasta historia se remonta siglos en el pasado, al punto de volverla milenaria. Su nombre significa “ciudad hermosa”, ya que deriva del griego “kallipolis”. Las aguas del Mar Jónico bañan sus costas, en la península de Salentina.

Un breve paseo por la ciudad no permitirá notar de inmediato que su estructura se divide en dos partes principales. El casco antiguo, ubicado en una isla de piedra caliza que resulta accesible desde tierra firme mediante un puente del siglo XVI. Y la ciudad nueva, en tierras continentales.

Sus siglos de historia permiten que durante el viaje a Gallipoli uno pueda apreciar vestigios históricos de las culturas más antiguas. En sus orígenes, fue una gran ciudad griega, y al llegar el poderío del Imperio Romano se convirtió en una de sus colonias.

Más tarde, fue saqueada por los Vándalos y luego por los Godos. Luego los bizantinos la reconstruyeron y le regresaron su antiguo esplendor, convirtiéndola en una ciudad nuevamente pujante.

Pero el poder papal de Roma la tomó para sí y nuevamente fue un sitio conflictivo de la región. En el año 551 se convirtió en sede episcopal y su posición estratégica la convirtió en un punto de apoyo marítimo para el mar Jónico.

Actualmente, la ciudad moderna se caracteriza por sus casas blancas de grandes patios que evidencian la influencia islámica, y que transcurren entre calles tortuosas de encantadora apariencia.

La arquitectura barroca, que se desarrolló en su modo salentino a partir de la dominación española, es el estilo de las grandes joyas de la construcción que pueden verse en la ciudad. El grado de detalle que alcanza el barroco salentino en su momento de mayor apogeo dio como resultado monumentos de tal esplendor como la catedral de Santa Agata, construida entre los años 1630 y 1696.

La Fontana Ellenística, nombre con el que se conoce al castillo del siglo XVI, es otro sitio imperdible. Después de todo, la ciudad se caracteriza entre otras cosas por el encanto de sus antiguas murallas, así como sus iglesias y palacios.

Foto vía: Dún Laoghaire

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Lecce



Deja tu comentario