Valpolicella, la tierra del vino

Valpolicella

Valpolicella es una fuente inacabable de los más variados colores y sabores de Italia; una seducción continua para el paladar y para la vista; matices inconfundibles de verdes y violetas que se confunden en un paisaje rico en vegetación, en viñedos que cubren las laderas de los montes y se convierten en manto de los valles de la zona. Verde de sus hojas, verdes de sus plantas, y morados y violetas de sus uvas vendimiables. Y de sus imagenes podemos extraer en copas de rubís y granates el licor más preciado para cualquier viajero: el de las sensaciones nuevas. Así es Valpolicella.

La tierra es conocida por sus vinos. Históricamente es una zona rica en uvas que han dado algunos de los mejores vinos de Italia; tanto que hasta el emperador Augusto bebía de ellos, como el Retico, o el Rosso Austero o el Amarone. Cualquier programa que hagamos en la zona, sea de una jornada, de varias, o de medio día debe incluir una visita a alguna de las bodegas de la zona y por supuesto, una degustación de vinos para así probar los «rossi».

Pero además de todo lo que rodea al mundo del vino, podemos hacer visitas de gran interés histórico, como el Ponte di Veja, el puente natural más grande del mundo; como las canteras medievales de Prun o las cascadas de Molina. También monumentos románicos como el Pievi de San Giorgio y San Floriano o la Torre Cívica de Negrar. Y por supuesto las villas Vénetas, donde podremos admirar la mano de grandes maestros como Palladio o Cristofoli, entre otros.

Valpolicella se encuentra en la provincia de Verona, al este del Lago di Garda.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Verona



Deja tu comentario