La isla de San Giorgio Maggiore

Isla de San Giorgio Maggiore

Venecia es uno de los lugares más bellos de Italia. Cada año los turistas llegan para conocer más profundamente esta ciudad de leyenda. Pero no solo la Plaza de San Marcos, pues también el Ponte Rialto y sus callejones merecen una visita. Otra forma de conocer las maravillas de Venecia es visitando sus islas.

Una de las más interesantes es la Isla de San Jorge o San Giorgio Maggiore. Para llegar hasta allí, después de un paseo por la Riva degli Schiavoni (muy conocida por ser el lugar en el que está el más que famoso Hotel Danieli, acércate a una parada del vaporetto que está cerquísima de la estatua de Vittorio Emanuele II. Allí, deberás tomar la línea 82 y en tan solo unos tres minutos en los que podrás disfrutar de bellísimas vistas, llegarás a la primera parada, la de San Giorgio.

En la orilla opuesta del Gran Canal, frente a la Plaza de San Marcos, se puede contemplar toda la grandeza de Venecia desde otro punto de vista.

La isla de San Jorge tiene multitud de rincones preciosos, y es muy recordable llevarse la cámara de fotos. Una visita obligada es su Iglesia, que construyó Andrea Palladio. Se empezó a construir en 1566. Pero si hay algo espectacular es subir al campanario y contemplar desde allí sus vistas de Venecia: sin palabras.

La Iglesia se puede visitar de forma gratuita, y la subida al campanario cuesta unos 3 euros. Pero sin lugar a dudas, merece la pena para poder ver Venecia desde un nuevo punto de vista: majestuosa, extendiéndose hacia el Adriático.

Además, también se puede visitar en la isla la sede de la Fundación Giorgio Cini, antiguo monasterio benedictino. Este monasterio es originario del siglo X, ya que se estableció en el año 982. Fue entonces cuando la isla entera fue a parar a manos de un monje, Giovanni Morosini, a quien se la donó el Dogo Tribuno Memmo. Pero siglos después, el monasterio fue casi suprimido. Por eso actualmente se trata, como hemos dicho, del centro de arte de la Fundación Cini, de la que destaca su biblioteca.

Tomar el vaporetto para acercarse a las islas de Venecia es una forma de conocer este fantástico lugar, además de muy recomendable, ya que en todas ellas hay rincones de una belleza espectacular.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Venecia



Deja tu comentario