Las puertas del Baptisterio de Florencia, parte II

Detalle de la Puerta del Baptisterio de Florencia

La ciudad de Florencia fue la cuna del Renacimiento. El apoyo y promoción que recibían los artistas para impulsar el nuevo movimiento artístico y filosófico fue la razón de su esplendor cultural. Con el nuevo espíritu de modernidad, en Florencia se realizaba concursos para que sus monumentos públicos fueran diseñados por los mejores artistas del momento.

En 1401 se inició el concurso para la realización de la segunda puerta del baptisterio de San Juan: la puerta norte. Siete escultores compitieron en él, incluyendo a Lorenzo Ghiberti, Filippo Brunelleschi, Donatello y Jacobo Della Quercia. El desafío consistía en realizar un relieve de bronce y oro que presentara El Sacrifico de Isaac, lo cual encerraba 3 problemas: el primero era un problema expresivo, pues obligaba a realizar 2 figuras en contraste, la victima inconsciente y el renuente verdugo; el segundo era narrativo, porque la aparición del ángel debía representarse en el momento en que este muestra el carnero y detiene la mano de Abraham; y el último problema era espacial, ya que a cierta distancia de la escena debían aparecer dos figuras humanas con un asno. Además, el relieve debía enmarcarse en medallones cuatrifoliares como los utilizados en la puerta anterior por Andrea Pisano.

El ganador del concurso resultó ser Ghiberti, y hasta se dice que Brunelleschi estuvo tan desilusionado por ese resultado que partió a Roma para estudiar arquitectura y nunca más volvió a esculpir. Ghiberti utilizó el espacio tetralobulado como base para su diseño, situando al ángel y al carnero en las dos secciones salientes de la parte superior, y a los pies de los dos jóvenes en el saliente izquierdo de la inferior. Las figuras muestran los suaves ritmos del gótico tardío salvo en Isaac, que muestra un torso helenístico, retomando la forma clásica del arte de la Antigüedad grecolatina.

El relieve de Ghiberti está integrado por figuras ideales: Abraham está de pie con el cuchillo ritual en la mano derecha meintras Isaac se arrodilla con resignación sobre el altar a la espera del golpe. En el de Brunelleschi, las figuras son realistas: Abraham avanza con expresión de horror, echando violentamente atrás la cabeza de Isaac y hundiéndole el cuchillo en la garganta, mientras que el rostro d Isaac esta deformado por el miedo y el dolor. El Sacrificio de Isaac de Brunelleschi es más realista y dramático, mientras que el de Ghiberti responde más al estilo gótico internacional o cortesano, así como influencias de Giotto; un naturalismo gótico de largos pliegues, un estilo clásico en el cuerpo de Isaac, casi heroico, una mayor armonía compositiva y un claro esteticismo.

Finalmente, la puerta norte del baptisterio contiene altos relieves con escenas de la vida de Cristo, 4 evangelistas y 4 doctores. Estos conservan la composición en cuadrícula que había utilizado Andrea Pisano, con un punto de vista centralizado y una cuasi-simetría especular. Pero lo que lo hizo vencedor a Ghiberti es el hecho de que los sus relieves se ajustan aún al arte gótico de Andrea con peculiaridades cortesanas de elegancia y delicadeza,a la vez que retoma formalidades clásicas y sobrias, pero sobre todo, un arte cargado de espiritualidad y simbolismo.

Fotos vía: scultura-italiana

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Florencia



Deja tu comentario