Las puertas del Baptisterio de Florencia, parte III

Las puertas del Paraiso

El Baptisterio de San Juan de Florencia obtuvo su tercera y última puerta en 1452, elaborada también por Ghiberti, quien ya había trabajado la segunda puerta al ganar el concurso. Ésto le concedió la admiración de sus contemporáneos y por ello en 1425 los administradores del Baptisterio adjudicaron directamente la tarea de la última puerta.

Desde esa fecha hasta el 1452 elaboró la puerta ubicada actualmente en el lado este. El resultado final fue tan espléndido que justamente se decidió ubicarla en el sector oriental por ser el más jerarquizado. Se dice que fue Miguel Ángel quien la bautizó como las “Puertas del Paraíso” porque su belleza y perfección merecía estar en la entrada del Paraíso.

En sus comentarios, el propio Ghiberti dice:

Se me adjudicó la otra puerta, o sea la tercera puerta de San Giovanni, para la cual se me dio licencia de llevarla a cabo del modo que a mí me pareciera que resultaría más perfecta y más adornada y rica. Planteé su elaboración en recuadros que medían una braza y un tercio; eran historias del Antiguo Testamento muy copiosas en figuras, y en ellas me las ingenié con todo cálculo para no apartarme de la búsqueda de la imitación de la naturaleza hasta donde me resultara posible, y para incluir en todos los rasgos que pudiera y unas composiciones magníficas y repletas de muchísimas figuras.

Ghiberti reemplazó los veintiocho paneles cuadrilobulados de las puertas anteriores por diez paneles rectangulares que encierran historias del Antiguo Testamento, comenzando con la creación de Adán y Eva. Elaboradas con una nueva concepción del espacio y de la composición, las escenas ahora poseen un fuerte carácter pictórico. Ghiberti agregó paisajes, arquitecturas y numerosos personajes en estos relieves trabajados en una multiplicidad de planos sumamente reducidos que provienen de la técnica del relieve schiacciato (aplastado), inventada por Donatello.

Gracias a las cualidades pictóricas de los sucesivos planos, la sensación de profundidad espacial aumenta considerablemente. Las complejas composiciones son coherentes y unitarias, y la perspectiva central contribuye a generar un orden lógico dentro del cual las multitudinarias figuras se modelan con mayor o menor relieve de acuerdo a su ubicación espacial. Casi parece una pintura en bronce, refinada y elegante.

La puerta del Paraíso ha sido siempre admirada como su obra maestra. En 1966 fue muy dañada por una inundación, y luego de su restauración se la trasladó al Museo dell’Opera del Duomo y se la sustituyó por una copia.

Fotos vía: foroxerbar

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Florencia



Deja tu comentario