El Valle Peligno y el tempo de Hercules Curino

Hercules Curino

En el Valle Peligno podéis disfrutar de diversas localidades de gran interés, tanto por sus paisajes como por sus edificios. En la ciudad de Sulmona, del Abruzzo se encuentran los restos del tempo de Hércules Curino. Se tratan de los restos itálicos más importantes de la región, son unos pocos restos, pero que acompañados por un mosaico del siglo I d.C., merecen la pena una visita, y conocer donde se prestaron juramento los jefes de los pueblos de la liga itálica contra Roma la en la guerra social del año 89 a.C.

Posteriormente, podéis subir por una senda de montaña que alcanza los 600 metros de altitud sobre el nivel del mar, y estaréis en el lugar donde el fraile Pietro da Morrone recibió la noticia de su coronación papal con el nombre de Celestino V, más conocido como el “ papa del Gran Rechazo”. Aún es posible ver su celda y observar los magníficos frescos de su época. En el exterior, os quedaréis impregnados por la belleza del paisaje del Valle Peligno.

Desde aquí podéis visitar Sulmona, donde podéis pasear por la avenida Ovidio, visitar la Catedral de San Panfilo que cuenta con una magnífica cripta. Otros puntos de interés de la ciudad son el complejo de Santísima Virgen María, la Iglesia de San Francisco della Scarpa, la plaza Garibaldi y el acueducto suevo. Podemos visitar la iglesia de Santa María della Tomba, que guarda el único rosetón todavía intacto de la ciudad. En Sulmona abundan también palacios históricos: Palazzo Tabassi, Palazzo Sanita, Palazzo Sardi y Palazzo Meliorati.

Otra de las actividades que podéis realizar es visitar el Parque Nacional de los Abruzos que se extiende entre la provincia de Frosinone en el Lacio y la provincia de Isernia en el Molise. En total, ocupa una extension de más de 500 kilómetros cuadrados con sede en Pescasseroli y es conocido por preservar algunas de las especies de fauna italiana más características, como el oso pardo, el lobo de los Apeninos y la gamuza de los Abruzos.

Rodeado por una zona de grandes montañas, ríos y lagos, como pueden ser los Apeninos con uno de sus más altos picos : il Corno Grande del Gran Sasso, con sus 2912 metros. Este parque no ha sido muy concurrido por la mano del hombre, lo que ha permitido que todavía se convergen una gran cantidad de especies de fauna y de flora autóctona.

Creado en septiembre de 1922, este Parque histórico es una referencia para todos los amantes de la Naturaleza.

Imprimir

Categorias: Abruzzo



Deja tu comentario