La masa de las Pizzas italianas

Masa de pizza italiana

Sin duda alguna la Pizza es el emblema de la gastronomía italiana y más concretamente napolitana, lugar donde se atribuye el origen de la pizza tal y como la conocemos hoy en día. Pero, aunque la pizza encuentre su origen en Italia, actualmente es una comida rápida que se encuentra en todos los lugares del mundo ya sea en mayor o menor medida. De esta forma es fácil encontrar pizzas en muchos restaurantes, en supermercados, podemos pedir pizzas a domicilio, comprar las bases para elaborarlas a nuestro gusto o comprarlas congeladas.

Pero, entre todas estas posibilidades también se encuentra la de intentar elaborar una pizza completamente casera. Para quienes se atrevan a prepararla, aquí les dejo una receta bastante sencilla para elaborar la masa y después dejen volar su imaginación para añadir los ingredientes y sorprendan a sus invitados.

Receta para masa de pizza

Ingredientes (para 3 o 4 bases)

– 500 gr. de harina
– 25 gr. de levadura
– 350 ml. de agua tibia
– Sal
– 1 cucharadita de azúcar
– Aceite de oliva

Dificultad: media

Elaboración

– En primer lugar debemos disolver la levadura con 5 cucharadas soperas de agua tibia, la cucharadita de azúcar y 3 cucharadas soperas de harina. Cubrimos con un paño y dejamos reposar para que crezca a temperatura ambiente entre 30 y 60 minutos. De esta forma hemos elaborado una masa madre.

– Ahora cogemos el resto de la harina y colocamos sobre una superficie formando un volcán, con un agujero en medio.

– Añadimos la masa madre, una cucharada de aceite de oliva y salamos y comenzamos a trabajar la masa, siempre de fuera hacia adentro y vamos añadiendo poco a poco el agua hasta conseguir una masa consistente.

– Seguimos amasando durante al menos 15 minutos hasta conseguir que quede lisa y elástica y después formamos con la masa una bola que dejaremos reposar durante al menos un par de horas.

– Pasado ese tiempo cogemos la bola de masa y partimos en 3 o 4 porciones (dependiendo del tamaño deseado de la base) y amasamos cada uno de ellos de nuevo para terminar extendiendo con un rodillo para formar la base de la pizza, dando un poco más de volumen a los bordes.

– Ahora sólo queda elaborar la pizza a vuestro gusto, con cualquier tipo de ingredientes y al horno.

Hay quienes aconsejan para que el resultado sea más crujiente hornear la base unos 3 o 4 minutos y después añadir los ingredientes para introducir de nuevo en el horno y terminar la cocción.

Foto vía Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía



Deja tu comentario