Acercate al tacón de la bota italiana y Foggia

Vista de Foggia

En la región de Apulia, al Sur de Italia, en lo que denominamos el tacón de la bota italiana, se encuentra la ciudad de Foggia. Esta ciudad, por cierto, se encuentra en un lugar estratégico para conocer la región.

Los primeros datos escritos que se tienen del conocimiento de la ciudad es un documento fechado en 1096. En este lugar, cruce de caminos entre Bolonia-Lecce y Nápoles-Bari, Federico II de Suevia construyó un Palacio Real, lo que permitió la prosperidad de la ciudad entre los siglos XV a XIX, al ser considerada la «aduana de la cuestión de las ovejas» («dogana della mena delle pecore»), es decir, de la trashumancia. Hoy en día, sólo queda la fachada que da entrada al Museo Municipal.

Durante su existencia, Foggia ha tenido que lidiar con algún que otro terremoto. En 1731, sufrió uno de gran gravedad, lo que les ha llevado a sus ciudadanos a crear calles amplias con edificios bajos, a prueba de tan terribles movimientos sísmicos.

Uno de los edificios que todavía se puede observar es la Catedral, de orígenes románicos con algún elemento barroco. Muchos elementos fueron derruidos por el terremoto de 1737, pero aún se conserva la cripta con capiteles románicos. En tu visita no dejes de pasear, por otra parte, por los parques y calles de Foggia, que todavía guardan un encanto especial.

En los alrededores de Foggia, por otra parte, puedes visitar el pequeño Monti di Dauna, el pueblo medieval de Bovino, más al Este se encuentra Ordona o el antiguo pueblo daunio del Tavoliere donde existía un asentamiento a orillas del río Capelle que fue destruido en el siglo III a.C. y que permitió construir sobre sus restos Herdonia.

Tampoco puedes dejar de visitar la ciudad de Bari, la capital de la región, punto de encuentro de civilizaciones romana, griega y oriental, y que alcanzó gran esplendor en la Edad Media. Aquí es recomendable la visita al Castel del Monte, Patrimonio de la Humanidad.

Foto Vía: Enit

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Foggia



Deja tu comentario