Vin Santo, un vino de La Toscana

galletas cantucci y vin santo

Ya nadie duda de la calidad de los vinos italianos, famosos y reconocidos en todas las partes del mundo. Sin embargo, hablar de vino italiano en general, es casi imposible, ya que existen numerosas zonas vinícolas y con grandes diferencias y peculiaridades entre cada una de ellas.

Puede que, precisamente esta variedad, sea uno de los motivos por los que la oferta de vinos italianos ha aumentado tanto en los últimos años.

Nombrar vinos italianos pueden nombrarse muchos, pero lo adecuado es hablar de cada uno de ellos por separado. Así, hoy dedicamos estas líneas al característico Vin Santo.

El nombre de Vin Santo no podía corresponder a otro origen que al de ser el vino utilizado en misa, pero claro, hablamos de tiempos pasados. No obstante existen diversas teorías respecto al origen de su nombre, aunque en cualquier caso todas relacionadas con la iglesia.

En la actualidad Vin Santo está considerado todo un levanta ánimos, un licor de vino bastante apreciado y, por supuesto, una auténtica especialidad de La Toscana, de donde es originario, aunque es elaborado también en otras regiones italianas.

Es un vino que se elabora básicamente con las especialidades de malvasia y trebbiano. Se utilizan las uvas más tardías, que son recogidas a mano y además éstas se dejan madurar hasta dos meses, convirtiéndose prácticamente en pasas. Cuando estas uvas están listas se prensan obteniendo un mosto que se introducen en barricas con restos de levadura o de no ser así se les añade restos de levadura de algún vino anterior.

En las barricas comienza el proceso de fermentación, que puede durar entre dos y seis años, e incluso más, dependiendo de factores como la época del año o la temperatura existente.

Así, cada proceso de fermentación del Vin Santo es diferente, obteniéndose por tanto resultados diferentes, suaves, completamente dulces, de color paja o ámbar oscuro y otras muchas características que diferencian a unos vinos de otros.

Hay un uso gastronómico de este tipo de vino que resulta bastante peculiar. Se trata de las llamadas cantucci, un tipo de galletas en las que el ingrediente principal son las almendras, que se toman mojadas en Vin Santo para acentuar así su sabor aunque, eso sí, es una forma de no degustar al completo el sabor de este vino o no al menos su sabor puro.

No obstante, lo normal es tomar este vino como postre, tan sólo por el hecho de ser bastante dulce.

Foto vía Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía



Deja tu comentario